Sabor y Locura en Las Vegas con el Chimichurri Cannábico que Inventó un Argentino

Nota por Ulises Román Rodríguez publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

“Las Vegas es una ciudad construida sobre esperanzas, sueños y un poco de locura”, dijo una vez el famoso cantante de rhythm and blues Michael McDonald.

Hace 24 años, Pablo Rodríguez, un argentino soñador y esperanzado con mejores oportunidades llegaba a la meca del juego. También lo acompañaba una cuota de locura: no sabía hablar inglés, no tenía papeles y apenas unos pocos dólares para sobrevivir.

En sus mejores sueños figuraba el anhelo de tener su propio restaurante. Lo logró: Made in Argentina. Aunque ni en broma imaginó que no serían las empanadas con la receta de su mamá Olga ni los choripanes lo que atraería a la clientela, sino algo tan argentino como el chimichurri.

Eso sí, no cualquier chimichurri sino uno especial y único en los restaurantes de Estados Unidos hecho con aceite de marihuana.

Pablo Rodríguez frente al Allegiant Stadium, donde pronto se venderán sus empanadas argentinas.

¿El sueño americano?

Corría el año 1997. Bill Clinton cursaba su segundo mandato cuando Pablo Rodríguez, un pibe porteño de Belgrano que había curtido el skate, que clavaba Red Hot Chili Peppers en el walkman y fumaba Pedro Juan Caballero en la Plaza Alberti de su barrio (la misma a la que iba Juanse de Los Ratones Paranoicos) se jugaba la única ficha que tenía en la ciudad más grande del estado de Nevada.

Contenido relacionado: Lo Interesante y lo Delicioso: Qué Hay que Saber al Cocinar con Marihuana

“Primero vine y me quedé 3 meses. Me di cuenta que era mi lugar en el mundo, donde quería estar. Regresé a Argentina antes de quedar ilegal, volví a los 6 meses y acá me quedé. Estuve 7 años sin poder salir del país, hasta que pude conseguir mis papeles y acá estoy”, cuenta Pablo a El Planteo después de cerrar su local a 4 horas de diferencia horaria con Argentina.

Detrás de ese “acá estoy” hay experiencias que van desde estar de la cabeza en una fiesta de la revista Playboy y terminar a las 5 de la mañana en la casa de Mike Tyson hasta vender botellas de agua mineral por la calle con un cartel que decía “at will” (a voluntad).

“Cuando llegás acá te lo pintan como que esto es Disneylandia y te puedo asegurar que está muy lejos de ser el mejor país del mundo, pero si haces las cosas bien, te da las oportunidades que en Argentina no tenes”, dice Pablo.

chimichurri marihuana
Chorizos, morcillas y achuras. Todo bien argento.

En el imaginario colectivo y la idea que creó Hollywood de Las Vegas se resume en un desierto con edificios altísimos, casinos, diversión, noche, luces, descontrol, drogas, casamientos, Elvis, magos, delirios, más pánico y locura.

Contenido relacionado: La Yerba Mate Argentina con CBD que Triunfa en Miami

“Es todo lo que te venden las películas… unas 10 veces más. Es una ciudad donde podes venir a disfrutar de los mejores hoteles, espectáculos únicos, comer en los mejores restaurantes, pero también te encontras con lo peor: droga, prostitución, delincuencia. Hay muchas cosas que pasan y no salen porque sino se pudre todo, no viene nadie”, cuenta Rodríguez.

Todo por alcanzar un sueño

La gastronomía forma parte de la vida de Pablo desde la infancia. Cuando era niño su papá administraba el buffet del Club Defensores de Belgrano y de grande trabajó en varios restaurantes de Buenos Aires, entre ellos La Parolaccia de Puerto Madero.

Después de vender agua en la calle siguió con paltas que traía de California. Luego consiguió trabajo en un restaurante pero siempre hizo cosas paralelas.

“Tuve una compañía de reparaciones de casas, después me puse a estudiar para masajista, me recibí y abrí mi propio spa con el que pude juntar los fondos para cumplir mi sueño que es este restaurante: Made In Argentina”.

made in argentina
La fachada del restaurante de Pablo Rodríguez en Las Vegas.

El restaurante está justo atrás del Luxor (un hotel con forma de pirámide) y del Mandalay Bay, que es uno de los hoteles más famosos de Las Vegas.

Contenido relacionado: Gomitas de Marihuana: Datos Esenciales, Cómo Hacerlas y Orientación

“Es una zona caliente de la ciudad. A dos cuadras construyeron un estadio en menos de 2 años para 70.000 personas, algo monstruoso, espectacular”, cuenta emocionado.

Pablo se refiere al Allegiant Stadium donde el 27 de agosto tocarán los Guns N’ Roses y el 1 de noviembre los Rolling Stones. “Es una locura el lugar donde estoy y soy el único que vende choripán frente a la cancha, jajaja”.

Made in Argentina está pensado como un típico bodegón porteño con un menú en el que figuran: milanesas a la napolitana, canelones, ñoquis, parrillada, choripanes, flan con dulce de leche, milhojas, postre vigilante y las tradicionales empanadas.

“Las recetas originarias de las empanadas son de mi mamá y de mi abuela. Mi vieja es de Córdoba y las de carne originales eran con pasas de uva, dulces y fritas, pero, bueno, acá les saco eso, las hago especial solo para algún cordobés perdido”, explica.

Claro que Made in Argentina no se habría hecho tan famoso en Las Vegas de no ser por el “chimichurri cannábico”, una creación que se le ocurrió a Pablo Rodríguez.

Contenido relacionado: Hablamos Seriamente de Alfajores con El Catador de Alfajores

El autor cuenta que se trata del “típico chimichurri argentino que le ponemos al choripán con 2 o 3 gotas cada 1 onza. Lo hacemos con CBD pero la idea es empezar a usar THC para que sea un poquito más pegador”.

La idea nació porque Pablo tiene amigos que trabajan en la producción de cannabis. En el estado de Nevada, la marihuana es legal para consumo medicinal y recreativo pero no puede salir de su jurisdicción.

“Ahora estoy esperando que el gobierno me apruebe los permisos para empezar a producirlo en grandes cantidades pero tengo un problema: no consigo gente para trabajar”, asegura.

Pablo tiene 8 empleados en Made in Argentina y necesito 12 para ampliarse y producir el chimichurri cannábico para vender a otros restaurantes y negocios.

“Como desde que está Joe Biden el gobierno paga un subsidio de 800 dólares a las personas desocupadas, no consigo personal. Vengo pidiendo gente hace 2 meses y no pasa nada, no viene nadie o llaman y preguntan ‘cuánto pagas’ y te dicen si les puedo pagar en negro, pero en negro no puedo porque es ilegal”, relata.

Contenido relacionado: Cinco Lugares Realmente Increíbles para Bajonear en Buenos Aires

La otra pasión de Pablo es el Footgolf: un deporte en el que los jugadores patean una pelota de fútbol para introducirla en los hoyos en el menor número de golpes posible.

footgolf
Footgolf. El deporte que practica Pablo en Las Vegas.

“Lo crearon en Holanda y fui el primero que hizo un campeonato acá en Estados Unidos, el primer torneo oficial que se jugó de ese deporte, se jugó acá en Las Vegas y fui uno de los organizadores”, dice Rodríguez.

Pero esa es otra historia. Una más de este emprendedor soñador que no baja los brazos y siempre va por más.

Fotos de cortesía.

The post Sabor y Locura en Las Vegas con el Chimichurri Cannábico que Inventó un Argentino appeared first on High Times.

Román Luna: el Deportista con Esclerosis Múltiple que Calma el Dolor con Aceite de Cannabis

Nota por Ulises Román Rodríguez publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Todo pasó como en una película. Desde que Román Luna sintió que el brazo izquierdo se le dormía, las cosas se le caían de las manos, los ojos le pesaban hasta hacerse una serie de estudios que le diagnosticaron esclerosis múltiple (EM).

Corría el año 2012 y la vida dio un giro rotundo en la vida del periodista que alguna vez vistió la camiseta de River Plate y Newell’s Old Boys de Rosario en la década del 90 soñando con triunfar en primera división como muchos jóvenes de la Argentina.

Contenido relacionado: Sha’Carri Richardson: la Comunidad Cannábica se Manifiesta en Apoyo de la Atleta

Cuando supo de la enfermedad pasó por distintos estadios anímicos y emocionales. Atravesó una depresión profunda pero en un momento salió a flote. Encontró en el running la vía de escape para llevar una mejor vida y la energía para ayudar a otras personas que se encuentran en la misma situación.

Cabe aclarar que la EM es una enfermedad del cerebro y la médula espinal que puede provocar discapacidad. El sistema inmunitario ataca la vaina protectora (mielina) que recubre las fibras nerviosas y causa problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo. Con el tiempo, la enfermedad puede causar el deterioro o daño permanente de los nervios.

“Como comunicador y deportista sentí la necesidad de ser un poco la voz de los pacientes porque existe un vacío en ese sentido, ya que siempre escuchamos la voz del profesional -sin desmerecerla y respetándola- pero es necesario contar lo que uno atraviesa con este tipo de patologías”, dice Román a El Planteo.

Después de una depresión profunda que atravesó a finales de 2017, creó el proyecto Hoy Puede Ser un Gran Día, inspirado en una canción de Joan Manuel Serrat y basado en la comunicación, el deporte, la salud y la motivación.

“Conjugué un poco todo con lo que me había formado, con lo que se me había visto frustrado que era el deporte. Obviamente, uno solo no puede. Por eso también pedí ayuda, tanto a familiares, amigos y profesionales”, cuenta Román.

Reinventarse

Román nació en Saira, un pueblo del sudeste cordobés de aproximadamente 700 habitantes. Vivió una infancia de mucho fulbito, bicicleta, gomera colgada al cuello y, después del colegio, tardes de calle y amigos.

Contenido relacionado: Argentinos por el Mundo: Crearon la ‘Primera Bebida Deportiva con CBD’ y Buscan Expandirse por EEUU

Hasta los 19 años jugó al fútbol: hizo las inferiores en Newell’s, después se trasladó a Buenos Aires para jugar en River, cuando Daniel Passarella era el técnico de la Primera y vivió en el mismísimo Monumental junto a otros juveniles.

Jugó hasta 1993 en River como delantero. Su puesto era de 9 o cuarto volante. En esos tiempos tuvo como compañeros a Hernán Bujan y Matías Biscay (ayudantes de campo de Marcelo Gallardo en la actualidad) y en Newell’s vivió en la pensión con el Flaco Schiavi, Sebastián Cejas y Bruno Marioni.

román luna

“Pienso que fue la gran mochila que nunca pude superar, como le pasa a un montón de deportistas que frustran sus carreras. Me tocó hacer el servicio militar, fue el último año que se hizo y sentí como que me arrancaron algo que amaba de un día para el otro. A partir de ahí, nunca más toqué una pelota de fútbol”, recuerda.

Román tuvo que reinventarse y dejar el sueño de ser jugador de fútbol para siempre. “Todos podemos reinventarnos en la vida, yo lo hice a través del deporte como es el running, pero mucha gente lo puede hacer a través del arte o cambiando su trabajo. Lo importante es tratar de hacer las cosas con amor”.

Actualmente, Luna dirige el diario digital Salud News 24, creado en 2005, y asesora en comunicación y manejo de redes sociales a empresas.

Desafío

Cuando a Román lo diagnosticaron, su hija Valentina tenía apenas 4 años. Ella fue viviendo las distintas etapas por las que atravesó su padre y lo fue sosteniendo.

Por estos días, a los 16, es su compañera en el running, también en el proyecto Hoy Puede Ser un Gran Día y juntos se entrenan para correr el cruce Columbia, en el mes de diciembre, que une Argentina con Chile a través de 100 kilómetros y dura 3 días.

Contenido relacionado: Agencia Mundial Antidopaje Dice que EEUU Insistió en Prohibir el Cannabis en el Deporte

Valentina y Román entrenan 5 días a la semana o 6, con un grupo que se llama Sportream y se preparan con un profesor de educación física para fortalecer los músculos y soportar el camino de montaña.

román luna

No son pocas las personas que le decían a Román “¿vas a poder correr?” O, “¿será peligroso por tu condición? O bien: “¡Ah! podés correr con EM”.

“Muchos impedimentos son mentales -dice Román-. En mi caso es como que no tengo limitaciones, puedo hacer de todo, pero me cuido un montón. Trato de cuidar mi motor, mi máquina, tampoco tengo 20 años”.

Con una dieta equilibrada, Román come un poco de todo pero ha eliminado las harinas refinadas. Llegó a pesar casi 100 kilos y ahora está pesando 70. Come muchas frutas y verduras.

“Gracias al running y a la dieta me mantengo en forma aunque, por los riñones, tengo que dosificar las proteínas, ya que tomo una medicación para la EM todos los días”.

Bendito aceite

Hay que tener en cuenta que los pacientes con EM deben lidiar con un umbral de dolor bastante alto. Dolores en el cuerpo, entumecimiento de las piernas.

“Tengo la pierna izquierda casi dormida, con hormigueo, en esclerosis se lo llama ‘pie equino’ o ‘pie caído’, por eso también hay que fortalecerlo y tengo dificultades para dormir, trastornos del sueño que también son característicos de la patología así como ansiedad”, detalla Román Luna.

Contenido relacionado: Esta Lista de Atletas Cannabis-Friendly Participará de los Juegos Olímpicos 2021

Todas las mañanas y como paliativo para el dolor, Román toma aceite de cannabis. Pasó por varios tipos de aceite hasta que dio con el que finalmente le dio resultado.

“Hay un aceite de cannabis que me mandaron para que lo pruebe y la verdad que me hace bien, me tranquiliza, me calma muchísimo los dolores”, cuenta.

Hace poco Román fue sometido a una operación y aún está en proceso de recuperación. “Para el postoperatorio te recetan que cada 8 horas te tomes un Ibuprofeno y no tomé nada. Estoy tomando aceite de cannabis que es lo que siento que me hace bien”.

román luna
Román con su familia

El aceite de cannabis que finalmente le dio buenos resultados le llegó de la mano de personas que están trabajando con Mamá Cultiva, en la provincia de Entre Ríos.

“Son productos de muy buena calidad, muy puros y eficientes. A mí me están haciendo bien. Recomiendo que lo prueben porque no tienen efectos colaterales, ni efectos adversos como lo químico que te mejora por un lado y te empeora por el otro”, asegura.

Contenido relacionado: Cannabis como Tratamiento para la Esclerosis Múltiple: Qué Dice la Evidencia

Román Luna considera que la esclerosis múltiple, más allá de las dificultades físicas y emocionales, llegó para darle “una gran enseñanza”.

El periodista y deportista dice que dejó de “mirarse el ombligo” y empezó a pensar que “hay muchísima gente que está en circunstancia mucho más adversa que la mía y poder dar una mano desde mi lugar de comunicador es un rol muy importante, porque lo que no se comunica, no se conoce”.

The post Román Luna: el Deportista con Esclerosis Múltiple que Calma el Dolor con Aceite de Cannabis appeared first on High Times.