Pistas para Conocer a Santa Salut: Inspiración Sudamericana, Vena Combativa y Disco ‘Amoroso’

Nota por Cata Wakstein publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Con 23 años, Santa Salut ostenta un tatuaje de Wu Tang Clan en su antebrazo que recuerda que la vieja escuela no se trata sólo de edades, sino también sonidos. Y, al igual que muchos raperos de la escena española, los comienzos de Santa Salut se remontan a las batallas de gallos. Pero, curiosamente, no como MC, sino como espectadora.

“Cuando empecé a ir a batallas y vivir de cerca lo que era el rap en la calle, veía un muro bastante grande. En esas épocas, me hubiese encantado tener los ovarios de improvisar y equivocarme y que me dé igual lo que me dijeran”, confiesa la rapera catalana.

Contenido relacionado: Hablamos con la Rapera Sofía Gabanna: ‘El Rap Es una Forma de Vida, No Es una Moda’

—¿No estamos a tiempo de verte en el circuito del rap competitivo? 

—Es mucho. A mí me encantaría y he trabajado mucho en mi improvisación. Estoy bastante contenta, pero no sé si tengo la capacidad de concentración. Tengo que trabajarlo.

—¿Tu experiencia personal te ayuda a dimensionar la influencia que tenés en las chicas que te ven arriba del escenario?

—No pienso mucho en ello, pero sí: obviamente que lo siento porque no fue hasta que vi a una chica en las batallas que dije “vale, yo también puedo estar ahí”. Ojalá se inspiren en mí. Si le sirvo a cualquier chica para que se vea capaz de hacer eso y cualquier otra cosa que ella considere, estaría encantada.

‘Ojalá hubiesen más’

A través de sus letras, la rapera participó en la campaña contra la violencia de género “#PasiónNoEsPosesión”, impulsada por el Ministerio de Igualdad del gobierno de España.https://www.youtube.com/embed/QOT-cxpwC9w

“Creo que la mejor forma de hacer feminismo es actuar con normalidad, pero cuando llego a un festival y soy la única chica que canta digo ‘ojalá hubiesen más’. Siento responsabilidad porque, al fin y al cabo, yo empecé a escribir porque vi que no había chicas que estén rapeando duro. Cuando escuché a Queen Latifah, Lil’ Kim o MC Lite, ellas me inspiraron. Obviamente estoy en un punto en el que me escucha mucha gente y tengo ese peso de vigilar lo que digo para que sea todo guay”.

Contenido relacionado: Freestyle en Proceso de Deconstrucción: Vid, Freyja, Staner y la Avanzada de las Pibas Raperas

Pero a DAAX, el beatmaker y productor de Santa Salut, le gustaría sacarle ese peso de encima: “Yo creo que el arte tiene que intentar pasar por los menos filtros posibles. En este caso, que la Salut pueda expresar todo lo que siente sin tener que dar una imagen. Al final, quieras o no, hay esa doble cara: lo que tienes que decir y lo que quieres decir. Siempre intento defender que los artistas puedan decir lo que quieran, cuando quieran y como quieran, porque al final la expresión artística sale de ahí, de la espontaneidad. Sé tú mismo porque ahí será cuando de verdad estés haciendo arte y no propaganda. En todos los ámbitos, haz lo que tú quieras y eso se verá reflejado”.

“Yo soy muy tajante”, adelanta DAAX, antes de soltar su próxima bomba: “Para mí, el rap real es decadencia de la música”.

¿Por qué? “Porque no hay evolución. Por eso creo que hasta los raperos que antes creían que eran rap real, ahora están diciendo que hay más cosas, más melodías, más temáticas. Pasan otras cosas en la vida”, continúa DAAX.

Con una nueva corriente del rap en pleno desarrollo, vuelven a surgir los debates de siempre: ideología, las libertades de interpretación y la tutela de la entelequia “rap real”.

“Es cierto que el rap tiene una historia y un contenido. Por eso, el rap de derecha me parece un poco raro. Pero es la libertad individual, que a mí no me guste no quiere decir que no sea rap. Eso es lo que define el rap real, que lo otro no es rap”, dice DAAX.

Asimismo, amplía DAAX, dejando en evidencia la habitual confusión entre el rap como género y el hip hop como movimiento cultural: “La realidad en la que se basa el discurso del rap real son todos estigmas. Se basa en una imagen de la que no puedes salir, pero la realidad es mucho más abierta. El rap real puede ser reggaetón, reggae y hasta música clásica”.

Afición sudamericana

La rapera española confiesa su debilidad por el rap sudaca: “Cuando digo que me gusta más el rap sudamericano que el español no es para poner ninguno encima del otro. Tiendo a vivir muchísimo más canciones que son procedentes de Sudamérica porque creo que el tipo de rap es más complejo a nivel auditivo”.

Contenido relacionado: Entrevista: Bad Gyal Habla de su Nuevo EP, ‘Pussy’, Trabajar con El Guincho y Fumar Weed

“Yo escucho a Bubaseta y el tío me pone coros, un estribillo, una nota diferente, entonaciones más bajas o más altas. Me parece un puzzle que me encanta, me gusta que sea una montaña rusa cada uno. En cambio, el español pues lo veo un poquito más lineal”, se explaya.

Pero la afición de la rapera por el rap sudamericano no es solo personal, sino también profesional. Salut trabajó con Omar Varela y DJ Stuart en su canción “Urano”, que ya reúne más de un millón de reproducciones en YouTube. “Ponerle pasión lo hace especial”, suelta la MC catalana, reflejando, tal vez, lo que la une a Sudamérica.

Los halagos de la rapera catalana atraviesan un lado y el otro de la cordillera: “Me gustaría hacer un featuring con NFX, Chyste MC, Ana Tijoux o Sara Hebe”.

Y amplía su lista de deseos con La Joaqui, Wos, Trueno y Nathy Peluso “que también son unas máquinas”.

Contenido relacionado: La Joaqui: Retorno al Rap Real, Coqueteo con Red Bull y su Relación con el Cannabis

Desde el viejo continente advierten a una escena argentina cada vez más fortalecida. “Se ve como que todo el mundo se apoya y hay buen rollo con los artistas. Están haciendo una industria muy grande. Aquí, en España, el problema es que la gente va un poco más por individual, nunca verás a los tops haciéndose una foto juntos. No se acostumbra a tener esa capacidad de hacer un remix de cuarenta personas. En Argentina, por lo que se sabe desde aquí, es muy chulo”, comenta DAAX.

“El hecho de venir y juntarse con artistas de aquí de España es hacer panorama. Yo creo que es súper importante la unión entre artistas porque se aprende mucho y eso es crecer entre todos”, respalda Salut.

A la vuelta de la esquina

Si bien no hay una fecha definida, adelantan que el álbum debut de la rapera catalana está a la vuelta de la esquina y va a posarse en el amor.

El concepto que une al disco es el amor. El álbum pasa por varias fases porque el amor te lleva a puntos súper diversos y se plasma en muchísimas formas: el amor propio, el amor por una pareja, el amor con la amistad y el amor por lo que te gusta hacer. He querido que el disco sea un viaje porque es muy evolutivo, empieza en el cielo y acaba en el infierno”, explica la artista.

“Estoy explorando nuevos géneros e intentando darle más complejidad y musicalidad a mis canciones. En cuanto a los temas, también me estoy expandiendo un poco. Yo sigo teniendo ahí mi vena combativa, pero estoy tocando otros temas. Al final, hablar siempre de lo mismo, me aburre”, confiesa Salut.

“En las nuevas canciones se fija más en ella misma a un nivel más profundo. Pasa de esa temática combativa a una temática mucho más personal. Igualmente, no deja de tener esa esencia, pero sí que es verdad que se está abriendo”, DAAX la secunda.https://www.youtube.com/embed/44JGmhwrZdI

Cannabis, el ritual que mola

A la hora de la inspiración, el fin justifica los medios: “El cannabis me acompaña frecuentemente en el proceso creativo, pero no es esencial para ello”, cuenta Salut.

Contenido relacionado: Wos Habla de Cannabis: el Faso y el Freestyle Se Parecen

“Puedo escribir sin fumar. Pero el hecho de irte a un parque, fumar un porro y empezar a escribir, es como un ritual que mola. Más que el cannabis en sí, el hecho de concentrarme y relajarme es lo que me produce más inspiración”.

“Cuando necesite un porro para inspirarme ahí tendremos un problema”, concluye entre risas.

Foto de portada por AMakeda, editada en Canva por El Planteo

The post Pistas para Conocer a Santa Salut: Inspiración Sudamericana, Vena Combativa y Disco ‘Amoroso’ appeared first on High Times.

‘Lo Único Constante es la Transformación’: Sobre Sanar y Crearse a Sí Misma, Hongos Mágicos y Redes de Mujeres con Dignity

Nota por Lola Sasturain publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Calu Rivero, hoy identificada como “Dignity”, conversa desde Argentina. Al momento de esta entrevista estaba en Buenos Aires. Hoy se encuentra viajando por su norte argentino natal. La actriz, modelo y experimentadora, como reza su bio de Instagram, sentía la pulsión en el cuerpo de ir a visitar a su abuela a su ciudad de origen: Recreo, en Catamarca. “Tengo ganas de volver a vivir mi pueblo como pueblo” cuenta Rivero. “Quiero estar, por lo menos, cuatro días y vivir todo: la siesta y la charla abajo del árbol”.

Y no, la siesta y la charla bajo el árbol no son parte de la cotidianeidad de Rivero hace casi una década. Aunque desde el Covid-19 algo cambió. Luego de años instalada en Nueva York, la pandemia la llevó a abandonar momentáneamente esa ciudad y hacer base en José Ignacio, Uruguay. “Había una urgencia de naturaleza y también de raíces, de reconectar con mi cultura”, explica. Su plan de vida, a partir de ahora, es hacer base en Corazonada, José Ignacio, y desde ahí moverse, teniendo la posibilidad de visitar su país más seguido y con menos esfuerzo.

Contenido relacionado: Alimentación, Cannabis y Paranoia con Narda Lepes

“Hacer planes ahora es muy distinto”, dice sobre la vida nómade en épocas de Covid-19. “Pero está bueno. Nos hace pensar mucho más en la forma en que nos queremos mover y hacia dónde”.

Hacía mucho que no pasaba tanto tiempo en Argentina y que se permitía descansar, compartir con sus seres queridos, frenar un poco y simplemente disfrutar del no hacer nada. Pero hace ya bastante tiempo que la actriz viene transitando este camino hacia la lentitud, hacia el disfrute y contra el acelere. No es por nada que hace muchísimo que no escuchamos nada de ella. Dignity no da notas ni se dirige directa ni abiertamente a la prensa hace tiempo. Tampoco se la pudo ver en ninguna serie, campaña publicitaria o acción comercial de alta rotación, al menos en el país.

“Ahora pienso en todas las cosas que hacíamos antes y no entiendo. No había posibilidad de escucha, de disfrute, era viajar todo el tiempo, ir de evento en evento, de reunión en reunión. Hoy me puse en el rol de experimentadora con mi propia vida”, cuenta.

Entonces, ¿en qué anda hoy Calu Rivero?

Dignidad Rebelde

Dignity, nacida Carla Rivero en 1987, se hizo conocida como it girl, cuando la palabra influencer todavía no existía y las redes sociales se limitaban a Facebook. Luego desarrolló una carrera como modelo, actriz y DJ. Tuvo varios éxitos como fueron Patito Feo, El Elegido y Dulce Amor, de la cual se bajó en el medio de una situación muy tortuosa que la vulneró como persona y que la llevó a alejarse de la actuación, su gran pasión. Su vida privada también siempre estuvo en boca de todos, pero en ese momento dijo “basta”. Fue así cómo, hace ya varios años, se mudó al exterior, bajó el perfil notablemente y se volcó a una vida centrada en la humanidad.

La actriz anunció su cambio de nombre artístico hace dos años. Y, recientemente, una de las pocas noticias que la incluyeron, se viralizó en las redes sociales una supuesta oficialización, en donde se veía la firma “Dignity” en su DNI.

Ella desmiente esa información; no tramitó el cambio de nombre, simplemente firmó como Dignity en su DNI uruguayo.

Contenido relacionado: Esoterismo, Ciencias Sociales y Plantas Mágicas con Lu Gaitán

“Pedí firmar como Dignity, di mis razones racionales [ríe] y me dejaron. Fue un momento muy lindo. Siento que son como actos psicomágicos a través de los que una se puede ir creando. Necesitaba crear una nueva persona y había algo que estaba aflorando y quería vivirlo. Y nada más lindo que poder permitirse en vida una transformación. El cambio es lo único constante en la vida”, reflexiona.

¿Y por qué Dignity?

Fue una palabra que le resonaba constantemente cuando comenzó a recoger los pedazos para construir quien quería ser de ahí en más. Hubo varios disparadores: hablar sobre ser dignos, dice, es algo que se escuchaba mucho en su casa cuando era pequeña. Y cuando decidió irse de Dulce Amor, quedándose sin trabajo, su psicólogo le dijo: “Te fuiste porque tu dignidad dijo ‘hasta acá’”.

Y un día, en Nueva York, se acercó a un centro de investigación que funcionaba de manera voluntaria, a partir de donaciones. Se quedó horas leyendo y en una hoja adentro de un libro, encontró un manuscrito: “Rebel Dignity”. Ahí, cuenta, su cuerpo se acordó de todo. Ese fue el momento en que Dignity apareció, primero como un juego y luego como la identidad que siente más auténtica.

calu rivero peregrinas 5.0 dignity hongos

“Estaba en otro país, así que era más fácil. Nadie me preguntaba por qué me cambié el nombre. Eso me gustó y lo que sentí fue otra vibración, me hacía sentir más liviana”, cuenta. “Todo termina siendo algo mayor. La dignidad personal, que está íntimamente relacionada al ‘no es no’. Una dignidad superior. Yo sigo investigando a Dignity, la sigo habitando a consciencia”.

El laboratorio de Dignity

Hoy el rol de experimentadora es el que más la representa. Pero, ¿qué significa eso?

“En un momento quería saber todo ya y demostrar que sabía todo, y después entendí que una aprende de la vida a medida que la va atravesando. Entonces, siento que nada más lindo que eso: permitirse experimentar. Yo hoy, por ejemplo, experimento mucho con los vínculos: nadie nos enseñó a vincularnos bien con nuestros xadres, con nuestros hermanxs, con otras mujeres. También experimento conmigo misma: me quedo dos días en silencio, o con la psilocibina. Llego a conocimientos nuevos a través del permitirme experimentar”, desarrolla.

Alejarse de lo público fue algo que Rivero habilitó gracias a esta experimentación consigo misma que tanto menciona. Permitirse cosas que antes le parecían impensables. “¿Qué es lo que realmente quiero? ¿Qué tengo adentro? Me permití esas pausas sin miedo, porque también hay toda una mentira alrededor de que si frenás un poco todo se cae. Pero yo me priorizo, y priorizo el disfrute”.

Dignity decidió tomarse un tiempo para entender qué era lo que le molestaba de la sobreexposición.“Tuve una necesidad de trascender mi yo”, explica.

Contenido relacionado: Los Mil Monstruos de Mariana Enríquez, una Entrevista

Se cansó de que su profesión fuese un constante mostrar, de trabajar de ser una imagen de sí misma, de tener que devolver como espejo lo que exigían las expectativas ajenas. Que se metieran en su vida personal, en sus decisiones privadas. “Se me hizo muy normal estar constantemente esperando la aprobación del otro. Entonces dije: ‘voy a dar las notas para mí, en las redes voy a ser yo misma’. Me cansé de sentir que todo el tiempo tenía que estar proclamando y definiéndome. Necesité parar para entender qué batalla quería dar”.

“Creo que no es un momento ni para definirse ni para generar desunión. La igualdad está en la desigualdad, no somos todos iguales: lo único que unifica es el amor”, declara.

Hongos mágicos

Dignity cree que la normalización de la psilocibina es “inminente”. “El alcohol es una droga y vos podés contar que te tomaste una copa de vino, o que te emborrachaste, y está todo bien. Y hay otras drogas que son mágicas”, dice, refiriéndose a los hongos. Los probó hace algunos años con fines recreativos, pero el asombro real llegó al consumirlos con objetivos de research, como parte de esta etapa de experimentación hacia adentro. “Algo que te ayuda a ver que está adentro, que está en tu inconsciente, es wow. Nuevamente, otra manera de experimentar tu propia presencia acá”.

calu rivero peregrinas 5.0 dignity hongos

Los hongos la ayudaron a poder ver con claridad: Dignity considera que la ayudaron a ser consciente del conocimiento ancestral que arrastraba desde generaciones pasadas. “Y para mi información es poder. Conectar con lo ancestral pero permitir que te sorprenda, y ver que hacer con eso. Creo que el ejercicio más importante que estoy haciendo ahora: poder avanzar sin poner mi propia opinión o juicio. Es el trabajo más difícil, ser honesta con una misma, alejándose de la culpa o de la lástima ”.

Así llegó a una experiencia trascendental que hoy le marca el camino: “Gracias a la psilocibina, entre otras cosas, empecé a entender mi propio vínculo con el ser mujer. ¿Por qué hay cosas que son tan claras, que nos pasan por el cuerpo y ni dudamos?”, se pregunta Dignity.

Cuestión de hábitos

Palabras que aparecen constantemente conversando con Rivero: experimentación, research (investigación, búsqueda), sanar, ser mujer y lado femenino. Estas preguntas y estos conceptos son los que marcan la actualidad de la actriz: sus proyectos, sus elecciones y sus hábitos.

Contenido relacionado: Consciencia Femenina: Todo Sobre el Próximo Retiro de Mujeres en Uruguay

Todas las mañanas, Dignity escribe sus páginas matutinas. Una práctica similar a la de seguir un diario íntimo, donde se vuelcan al papel los primeros pensamientos que asaltan al despertar, sin ningún tipo de filtro, juicio o voluntad de ser leídos por nadie que no sea unx mismx. “Empezás a entender qué tenés adentro y a ser honesta con vos misma”, dice sobre esta práctica.

Las páginas matutinas la ayudan en este camino de mirar hacia adentro, combatiendo el miedo y sacudiéndose de encima los prejuicios. La meditación también la acompaña en su vida cotidiana.

Dignity cuenta que, al principio de esta jornada espiritual, pasó por una etapa de muchos rituales: levantarse a las 5 de la mañana, agradecer al sol, meterse al agua. Hoy intenta simplemente vivir prestando atención plena (mindfullness) hasta las cosas más pequeñas, sea pasar un rato con los seres queridos o mirar el techo: estar presente en el momento.

“La atención plena me cambió la vida”, explica la actriz sobre esta técnica que básicamente propone un enfoque meditativo ante la vida: concentración y foco en el aquí y ahora, sea la actividad que sea.

calu rivero peregrinas 5.0 dignity hongos

“Hoy hay muchas herramientas para que tengamos una vida más de autor, más artesanal”, reflexiona. “Se puede meditar, hacer respiraciones, comer mejor, leer, escuchar podcasts, ir a grupos… hay que encontrar lo que a cada una le hace mejor. Lo más importante es vivir plenamente. Nos olvidamos de la importancia de sentir goce en el cuerpo, y el cuerpo está diseñado para gozar”.

Desde ya que la artista sabe que goza de privilegios que la mayoría de las personas carecen y para poder desarrollar una vida espiritual primero es necesario tener las necesidades materiales cubiertas. Pero hay en Dignity, quien podría continuar viviendo una vida jetsetera de exposición y acumulación permanente, una voluntad de aflojar al materialismo y la superficialidad, conectar con lo simple y poner el foco en el propio cuerpo, en la vida interior y en la ayuda a otrxs.

Obviamente que la moda sigue siendo parte de su vida, y le encanta. Pero hoy se relaciona con la misma de otra manera. “Hace años que voy hacia una elección mucho más noble de lo que consumo, de los materiales, saber de dónde viene la prenda, dónde está hecha. Valoro muchísimo lo artesanal. Eso también tiene que ver con la dignidad personal en todo sentido”, explica. “La moda es parte de mí, me encanta y comunico mucho con lo que me pongo. Pero hace un tiempo que las prendas acompañen mi sentir y lo que quiero contar más que seguir modas”.

Contenido relacionado: La Foto Cannábica de Lelen Ruete: ‘La Planta Es Artística y me Propone Potenciarla’

Y en esta revolución de los hábitos, está intentando ejercitar la escucha. “Pensamos que escuchamos, pero no. Y conversar en vez de convencer. Es difícil, no querer imponer una postura. Peregrinas me ayudó mucho a ver que hay tantas maneras de ver la vida que no siempre tenés que dar una opinión: tal vez toca escuchar, tal vez toca el silencio. No siempre hay que meter el juicio de una y la opinión de una”.

Peregrinas 5.0

Si bien todavía trabaja con diseñadores y sigue volcada a lo artístico, Peregrinas es el proyecto en el que deja alma y corazón. Según cuenta Dignity, comenzó a gestarse como una sensación en el cuerpo dos años atrás. “Me gusta cuando las palabras se habitan: ‘nos tenemos’, ‘estoy para vos’, ‘te escucho, hermana’, son hermosas frases y cuando les ponés el cuerpo pasan cosas muy lindas”, dice. Surge de una necesidad interna de sanar y de amigarse con la feminidad, explica alguien que vivió por años de su imagen y cuya vida sentimental y amorosa siempre fue sujeto de escrutinio, de maneras no necesariamente felices. Esta necesidad de sanación no es casual.

calu rivero peregrinas 5.0 dignity hongos

Me gusta ese concepto de citizen science (ciencia ciudadana). Está la academia, pero también está lo que pasa en la calle, lo que vos viviste y me lo contás, y yo sano con tu experiencia”, explica.

Cris Schwander, cordobesa y fundadora de la Universidad Siglo XXI fue su referente e inspiración. Junto a ella armaron el primer grupo de Peregrinas. “Yo hoy diría que Peregrinas es un movimiento”, dice Rivero. “Me encanta la palabra. Las peregrinas van en un camino y el único camino es hacia adentro”.

Hoy tiene forma de encuentros online, pero pronto se convertirá en un taller presencial. También darán conferencias. La idea es que, al igual que esta energía con la que buscan conectar, las formas que tome este movimiento vayan mutando y adaptándose a los requerimientos del momento. “La idea es conectar con esta energía femenina. Desde la información -Cris Schwander es académica, aclara Rivero- pero también desde el cuerpo”.

También ofrecen acompañamiento y consejo en cuestiones de alimentación, de hábitos, de ejercicios y de, precisamente, experimentación. No llama la atención que Calu, la experimentadora, esté a cargo de un área llamada ‘Mi cuerpo, mi laboratorio’. Pero más allá de estas cuestiones más técnicas, y si se quiere, de especialidad, Rivero destaca el gran quid de la cuestión: la empatía y la comunidad. “Al final lo que pasa con Peregrinas es que nos damos cuenta de que ‘¡hermana, nos pasa lo mismo, pero nadie habla!’”.

Otros proyectos en los que hoy trabaja son un podcast sobre estas temáticas y un documental que está escribiendo. “Todo lo tomo como un research. Es impresionante todo lo que estoy aprendiendo sobre mí, sobre el ser mujer, sobre el cuerpo”, dice.

Contenido relacionado: El Secreto de Concha Podcast: una Charla sobre Marihuana, Comunidad y Sexo

El documental será en primera persona y tendrá que ver con su búsqueda personal. “Soy muy autodidacta, me auto curo, me gusta mucho el ‘Elige tu propia aventura’, así que este documental tiene mucho que ver con esa mirada sobre la vida. Tiene que ver con lo que soy, con todas las preguntas que me hago y que me parece importante exponer”.

El 25 de octubre comienza un nuevo ciclo de Peregrinas donde harán hincapié en técnicas de bioenergética y TRE (trauma realase excersises – ejercicios para liberar el trauma) y Dignity invita con entusiasmo a sumarse. “Todas y todos tenemos esta llama y este hambre que nos conecta con el que sentimos que es nuestro propósito. Pero somos energía y, como toda energía, a veces se apaga. Las personas tenemos la obligación de encender esa llama en los otros”.

El objetivo es que Peregrinas crezca y que no sea sólo para mujeres, sino para cualquier persona que busque conectar con su energía femenina. “Mi papel como feminista no es pelear en contra del hombre o competir con él. Eso es fácil e improductivo. Mi papel sí es vivir plenamente como mujer, disfrutando todo y no teniendo que cancelar nada de lo que soy para encajar en un sistema”.

Fotos de cortesía.

The post ‘Lo Único Constante es la Transformación’: Sobre Sanar y Crearse a Sí Misma, Hongos Mágicos y Redes de Mujeres con Dignity appeared first on High Times.

Videos Graciosos, Tips de Cultivo y Activismo Feminista: Conocé a MuyPaola, la Influencer que la Rompe en las Redes

Nota por Hernán Panessi publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

“Me gusta la marihuana. Siempre me ha gustado mucho”, embiste Paola Sagués, influencer chilena que, desde Santiago Verde, su proyecto, agita el escenario cannábico de su país. “El cannabis tiene tintes activistas, sociales, lúdicos, recreativos, entretenidos y de negocios. Eso es lo interesante”, describe.

Usuaria medicinal, activista feminista y dueña de una cuenta de Instagram con más de 100 mil seguidores, en la que sube recomendaciones de libros, life hacks, consejos para el cultivo y chistes varios, MuyPaola (así es conocida popularmente) encontró en el cannabis algo más que a un aliado: abrazó una forma de vida. “¿Te molesta si fumo mientras conversamos?”.

Contenido relacionado: Ramita de Bajoneando por Hay: ‘En Argentina, el Debate del Porro ya Logró Barrer a esa Gente que Opina por Opinar’

Realizadora, guionista y directora de videos, Paola entroniza sus ideas en Santiago Verde, un híbrido que funciona desde comienzos de 2015 como un canal de comunicación cannábica, en el que también comparte información de la industria y pastillitas de humor. “Generamos contenido para diferentes marcas del rubro”, cuenta.

Hacia rutas digitales

Un día, viendo el impacto que tenía el contenido que subía a su cuenta de Instagram, una de sus mejores amigas le insistió para que prestara atención a esa situación: si había muchos views y le metía más pilas, podría crecer consistentemente.

Así las cosas, el 23 de octubre de 2017 decidió comenzar a subir una foto por día. Una foto por día. Una foto por día. De esta manera, comenzó a aumentar su caudal de seguidores y, paulatinamente, a volcarse profesionalmente a este berretín. “Entiendo cómo funcionan las plataformas”, confiesa.

Contenido relacionado: Porros, Viajes y Buen Contenido: Conocé a En Volá, la Plataforma Cannábica Chilena

Al toque, para diciembre de 2017 había crecido muchísimo y hasta comenzaron a invitarla como conductora en eventos del palo.

Con MuyPaola fui relatando el camino de aprendizaje al conocer las distintas aristas de este circuito: desde lo medicinal, lo recreativo y lo industrial. Recorrimos todas las caras. Quienes me siguen saben cuál fue el proceso desde que empecé a cultivar hasta ahora”, relata.

Y en ese camino, que transitó junto a sus seguidores, muchos le reconocen un primer empujón, un incentivo iniciático: “Me animé a cultivar por ti”, le dicen. “Saber que, en el fondo, esas personas caminan contigo es muy simpático. Es como una recompensa intangible”.

Tiempo de definiciones entre indefiniciones

Debido a la situación gris del cannabis en Chile, Paola desaconseja hacer fiestas o invitar gente a hogares que tengan cultivos. “Tenemos que cuidarnos mucho”, avisa. “Siempre le digo a quienes van a cultivar: ahora tienes que tener cuidado a quién llevas a tu casa”.

Contenido relacionado: El Secreto de Concha Podcast: una Charla sobre Marihuana, Comunidad y Sexo

En lo formal, gracias a la modificación de la legislación local con el Decreto 84, se puede justificar el uso medicinal del cultivo a través de una receta médica. Aunque Paola sabe bien que, en el interior, “queda a disposición de las policías que estén supervisando el tema”. Es decir que, incluso teniendo receta médica, también se puede pasar un mal rato.

A la sazón, los clubes de cultivo también yacen sobre un territorio ambiguo, impreciso. Sin embargo, la Ley 20.000 permite a las personas asociarse para cultivar. Obviamente, teniendo una receta de cannabis medicinal. Por caso, Paola está asociada a Club W, al que accedió bajo receta.

—¿Hacia dónde pensás que se debería avanzar legalmente?

—Hace unos días, la Comisión de Salud del Senado rechazó la Ley de Cultivo, que habilitaba a que ningún carabinero pueda incautar plantas. Ahora va a pasar por otra etapa. Además, hay otra ley que quiere endurecer la persecución: la Ley Anti Narcos. En Chile falta muchísimo. Son muchos los aspectos a regular. ¿Cuándo estará listo? Yo no lo sé. Ojalá, el paso a la Ley Rodrigo Barraza (o Ley de Cultivo Seguro) se dé pronto, pero lo veo poco probable. Vamos a hacer lo posible, apoyando desde la tribuna.

A contrapelo del ‘rubro de hombres’

“El cannabis me trae alivio. Sin cannabis volvería a sentirme mal físicamente. No es algo tan psicológico. Puedo estar sin fumar y no me pasa nada, pero el cannabis ha cambiado mi vida. Se incorporó a mis mañanas y fui viendo cambios sin saberlo. Siento que el cannabis me ayudó mucho con el tema de la salud, a estar bien mentalmente”, cuenta.

Contenido relacionado: Encuesta en Chile: 60% de la Población Cree en el Potencial del Cannabis para la Generación de Empleo

Asimismo, para MuyPaola el cannabis significa trabajo y una oportunidad para conocer a mucha gente que perdura en su vida. Y cuando decidió hacer una agencia, lo hizo plantando una bandera política: su activismo feminista. “Este siempre ha sido un rubro de hombres”.

—¿Qué opinás de este asunto, que el cannabis sea un “rubro de hombres”?

Yo soy feminista y eso no cae tan bien. Todavía me peleo con gente. Me costó mucho. Siempre traté de ser súper dura en cómo se perciben los espacios. E intenté emplazar los proyectos con perspectiva de género. Es difícil tratar de mantenerlo. Eso implica perder clientes que son muy rentables. Prefiero no tener a esos clientes aunque eso signifique una merma  de los contenidos. Al final, el compromiso es con los contenidos. Queremos hacer cosas que interesen y aporten. No vamos a apoyar a ninguna marca que se oponga a los valores de nuestro espacio. Por ahora, trabajamos con puras mujeres. Nos gusta que nuestro medio tenga esa perspectiva, que marque esa diferencia.

—¿Cuáles son tus próximos proyectos?

—Tenía planeado hacer un video blog en Buenos Aires, pero me cancelaron el vuelo. Tenemos pensado levantar el canal de YouTube. Queremos seguir adelante con Santiago Verde, como canal y como agencia. Quizás estemos viajando por ahí y por allá. Así que si les gusta el cannabis, les gusta ver buen contenido y se quiere reír un rato, pasen a verme.

Fotos por @Tamarajis

The post Videos Graciosos, Tips de Cultivo y Activismo Feminista: Conocé a MuyPaola, la Influencer que la Rompe en las Redes appeared first on High Times.

Cannabiscapes: Explorando la Cultura de la Marihuana a través del Arte de Cogollos

Nota por Javier Hasse publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Si te gusta el cannabis o la música, es probable que sin saberlo alguna vez hayas visto el arte de Greg Welch.

Bajo el acrónimo Cannabiscapes, el joven creador ha producido cientos de piezas de arte usando flores de cannabis molidas y otros productos relacionados. Formando el paisaje de galerías de arte, tiendas o portadas de álbumes, Cannnabiscapes se ha convertido en un elemento imprescindible para fans al cannabis.

Contenido relacionado: Emily Eizen: Hermoso Arte Cannábico y Queer para Alegrarte la Cuarentena

Pero, ¿cómo pasó este personaje de tener que ocultar su nombre real para distribuir su arte a convertirse en uno de lxs artesanos más conocidos del mundo de la marihuana?

Según Welch, gran parte de su éxito puede atribuirse a la colaboración y al trueque. No tenía a su ego involucrado en el proceso: sólo un deseo de llevar su arte al mundo.

“La gente traía productos nuevos para la industria del cannabis y hacíamos intercambios. Yo producía un poco de arte con ellxs, posteaba los resultados en mi cuenta de Instagram y conseguía material para mis archivos. Tenía todas las de ganar”, dijo durante una entrevista reciente.

Y su buena voluntad dio sus frutos. Cuatro años después, Greg trabaja con muchas de las compañías con las que colaboró al principio de su carrera.

Ahora, rebobinemos por un segundo: ¿de dónde vino la idea de hacer arte con marihuana?

Primero: probar el porro

Greg no consumía cannabis de joven. De hecho, empezó a consumirlo a los 20 años, cuando se mudó al sur de Florida y se unió a un grupo de personas que él define como unos “estafadores exitosos”.

“Todxs eran responsables y fumaban marihuana, así que pensé que no podía ser tan malo”, expresó. “Ese fue el comienzo de mi consumo y la forma de entender que el cannabis crea conexiones”.

Años más tarde, Greg decidió buscar un trabajo en la industria de la marihuana, consiguiendo un puesto de ventas para una compañía de software de rastreo.

Recuerda los cientos de llamadas que tuvo con empresas de la costa oeste y de Colorado, y la posterior oportunidad que estos contactos generaron. Viajaba por todo el país, conociendo a pioneros y pioneras de la industria del cannabis, haciendo amigxs y conexiones de negocios, a medida que conocía el mercado.

“Eso me demostró que estaba en el espacio correcto y con la gente correcta”, dijo.

Y fue por ese tiempo que comenzó a hacer arte de marihuana y creó la cuenta de Cannabiscapes en Instagram.

Contenido relacionado: Cannabis y Creatividad: Potencia Tu Proceso Con Marihuana

“Venía pensando con quién me gustaría fumar marihuana y cuál sería la mejor manera de hacerlo. Mi solución fue recrear sus caras con cannabis”, explicó.

Snoop Dogg

Snoop Dogg por Cannabiscapes

En su mente, ninguna otra figura en el mundo hablaba más de marihuana que Snoop Dogg. Así que encontró una foto de referencia y pasó “demasiado tiempo dándole forma, en retrospectiva, a una horrible interpretación del Dogg”.

En última instancia, su objetivo era generar piezas que la gente apreciara antes de, o sin saber, que estaban hechas de marihuana. Y, según él, esa primera prueba no salió como esperaba.

“Mi objetivo es crear algo que mi abuela de 85 años, a la que no le gusta la marihuana ni tampoco lo que hago, apreciaría. Ese es el tipo de juego al que juego”.

Hacerse profesional

Con el paso del tiempo, Greg perfeccionó su oficio. Y con ello llegó la atención del público.

Las cosas realmente despegaron cuando hizo una pieza para un álbum de Berner a finales de 2017.

Berner

Berner por Cannabiscapes

Ese fue un momento especial para él.

“No sólo fue memorable por quién es él dentro de la industria, sino que también fue mi primer proyecto importante e inmediatamente me puso frente a una enorme cantidad de amantes del cannabis“.

Pero, a pesar del reconocimiento, Greg todavía no estaba listo para salir del armario del cannabis. Todavía firmaba todas sus piezas como Ty Forto.

“Durante mucho tiempo estuve haciendo mi arte fuera de Florida y, en ese momento, todavía el cannabis medicinal no era legal, por lo que el terreno no era todavía muy fértil para firmar las obras con mi nombre”, explicó.

Contenido relacionado: Arte, Cannabis y Lujo: Dibujos de Robert Crumb Vendidos por Millones y Bongs de Keith Haring

Más allá de la legalidad, Greg todavía estaba preocupado por la percepción pública.

“También me preocupaba el juicio de lxs otrxs. Estaba literalmente viviendo justo detrás de una estación de policía y era una de esas cosas que… no es que tuviera nada que esconder aparte de algo de marihuana… pero no quería generar problemas que fueran evitables, ¿sabes?”

Había llegado el momento de ir al oeste, pensó en 2018. Y así lo hizo.

“Ahora me importa un bledo; estoy dispuesto a poner mi cara y mi nombre para promover los aspectos correctos de la industria.”

Cannabiscapes: hacer una carrera del arte de marihuana

En el pasado, esta columna, centrada en los trabajos más interesantes relacionados con el cannabis, ha examinado la aparición del arte de cannabis y la viabilidad de hacer de él una carrera. Personas como el fotógrafo de cannabis Bentley Rolling, la comediante Rachel Wolfson, la artista performática Laganja Estranja, o la artista multimedia Emily Eizen, son prueba viviente de ello.

“Quiero decir, cualquier cosa puede ser una carrera si lo haces lo suficiente, ¿verdad?”, Greg comentó cuando se le preguntó sobre el tema.

“Pero uno no puede hacerlo solo”, añadió. Se trata de conectar con la gente adecuada y establecer relaciones auténticas y duraderas.

“Al pasar tiempo con algunas de las personas que han sido pioneras en diferentes aspectos del mercado, o que han estado en él durante mucho tiempo, te baja a tierra ver cuánto ponen en lo que hacen y qué tipo de sacrificios o riesgos personales han tenido que asumir.”

cannabiscapes

Hoy en día, Greg crea sus obras a partir de cannabis y asesora a muchas empresas en la comercialización, el diseño y la estética.

Definitivamente hay oportunidades para crear un negocio del arte de cannabis a partir de la creación de redes y mediante el aprovechamiento de esas relaciones. Es algo que sigo explorando, experimentando, y viendo en qué dirección quiero ir. Todavía estoy en una fase exploratoria y disfrutando del viaje. Pero mi mente siempre está mirando las lagunas en el mercado y las formas de ayudar a los aspectos de la industria que apoyo”, añadió.

Contenido relacionado: Empresa de Cannabis Convierte su Granja Entera en una Obra de Arte

Siguiendo su propio consejo, Greg estará empezando un podcast y una serie web en 2021, y explorando nuevas oportunidades para crear en torno a la cultura del cannabis.

“Tengo la oportunidad de pasar tiempo con tantas personas inspiradoras, que me siento obligado a compartir más de sus historias. Y ahí es donde estoy centrándome este año. Voy a empezar un podcast y una serie web y mostrarle a la gente cómo es el verdadero juego de la marihuana. Por lo menos lo que estamos listxs para mostrar, si sabes a lo que me refiero”, explicó.

Proporcionar valor antes de pedir valor

Para Greg, no hay que frenar. En todo momento, dijo, tiene aproximadamente 10 proyectos “nadando” en su cabeza.

“Quiero montar la ola hacia dondequiera que me lleve el juego de la marihuana. Cualquiera que tenga eventos en marcha o un pop up en un dispensario… Lo que sea que esté pasando, eso es lo que quiero experimentar ahora mismo. Esto no tiene precedentes, no volverá a pasar nunca más, y tengo la suerte de poder pasar el rato con algunxs de lxs mejores a la hora de hacerlo”.

Contenido relacionado: Laganja Estranja: Artista LGBTQAI+ e Ícono de la Marihuana

Mi consejo número uno para cualquiera que quiera ser creador de contenido en la industria es que proporcione valor antes de pedir valor“, terminó. “Lo que quiero decir es que antes de pedir a alguien que se desprenda de su dinero duramente ganado, les muestres cómo puedes ayudarles. Muchos de mis proyectos han surgido de mí creando una pieza para una marca que respeto y simplemente publicándola. La gente adecuada ve y comparte el trabajo con las personas que vibran y eso ayuda mucho a la marihuana”.

Vía Forbes, traducido por El Planteo

Fotos cortesía de Cannabiscapes

The post Cannabiscapes: Explorando la Cultura de la Marihuana a través del Arte de Cogollos appeared first on High Times.

Conocé a Barba Roja, el MC que Vendió Comida en Brasil, Trabajó como Extra y Ahora Competirá en Red Bull

Nota por Hernán Panessi publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Con 26 años de edad, metiéndose en el freestyle competitivo “de grande” y sin un palmarés tan ancho ni tan largo, Barba Roja logró convertirse en uno de los elegidos para competir en “la madre de las batallas”. ¿Qué tiene de especial? ¿Cuál es su fuerte? Y, fundamentalmente, ¿cómo lo logró?

Por estos días, el carismático MC de Coghlan se agiganta de puro contento: por primera vez, clasificó a la Red Bull: Batalla de los Gallos y en La Barbaloneta hay lugar para todos y todas.

Contenido relacionado: ‘Todo Pasó Haciendo Freestyle’: El Camino de Saga Hasta la God Level Internacional

A la sazón, Ari, alias Barba Roja, vive en Avellaneda, conduce un programa de radio (Civilización o Barba), dejó su trabajo en mensajería y anda mostrando que tantos años de teatro están rindiendo sus frutos: hace unos meses formó parte de Días de Gallos, la serie de HBO Max sobre la movida del freestyle. Y ahora, después de un pilón de under, llega el coqueteo con el mainstream. “Los sueños se cumplen”, avisa.

Muy lejos de casa

Casi nadie lo sabe, pero el nombre real de Barba Roja es Ari Strok Blanch. No se llama Ariel, ni se llama Aarón: Barba Roja es “Ari”, que en hebreo quiere decir “león”. Rápidamente, Barba Roja explica lo que ya explicaba antes su abuela: “Ella quería que me llamaran por mi nombre: Ari, no Ariel. Y ahora me dicen Barba Roja. Le re cabió a mi abuela”, bromea, como cada vez que abre la boca.

Después de cursar el colegio en el Santa María de los Ángeles, en Coghlan, y el secundario en el Liceo 9, de Belgrano, Ari tuvo un despertar artístico: quería meterse en el teatro, quería actuar, quería hacer de todo.

Hasta que en 2009, un amigo suyo –Peque Style- empezó a rapear. Una rima, dos rimas, tres mil millones de rimas. “A ver, tirate una vos”, le dijo Peque Style. Y Ari -de jetón- comenzó a deslizar sus primeros versos.

Pero todavía faltaba para Barba Roja, aún la improvisación era apenas un chiche.

Ari tuvo una adolescencia llena de tablas, de escenarios, de luces. Incluso, para 2010, se subió a los shows de la banda Circus para ensayar unas rondas de freestyle. “Lo hacía con mis recursos, como podía. Tampoco era tipo ‘este pibe rapea muy bien’”, confiesa entre risas.

Súbitamente, en medio de turbulencias post-adolescentes, de un trabajo como delivery, de un alquiler en una pequeña pensión y de un secundario que aún late incompleto, Ari se sintió imantado por la idea de viajar. Un poco fueron sus amigos, otro poco fue la circunstancia y otro poco más fue su futuro incierto: agarró su mochila y se fue.

Contenido relacionado: MP Trae el Flow del Año 3000: Su Papel en Red Bull, Su Anhelo de FMS y su Tema con Kódigo

Llegaron Brasil, Colombia, Panamá y Costa Rica; un año de viajes y cambios.

Y fue ahí, en el medio del trip brasilero, que en un hostel en el que un puñado de argentinos agitaba las aguas, donde Ari se convirtió oficialmente en Barba Roja y se lanzó a rapear. “Estuvo épico”, recuerda.

En rigor, el por qué del apodo Barba Roja no hay siquiera que explicarlo, pero sí vale mencionar que fue una vieja compañera de teatro la que lo sindicó con su actual alias batallero.

“Yo tenía muy poca experiencia freestyleando. Siempre fui showman, siempre me gustaron las luces pegándome en la cara. En ese momento, con muchas limitaciones, hice que la gente gritara una rima mía. Y estuvo buenísimo”.

Siguió el trip, arribaron nuevas latitudes, nuevos amigos, flamantes experiencias.

En Brasil vendía comida en la playa. El freestyle era un hobby. En Colombia trabajé en un hostel, vendiendo desayunos. Después, fui a ver a un amigo a Costa Rica y empecé a laburar en un hostel, pero también empecé a caer en lugares que hacían música en vivo. De golpe, después de rapear, me daban el morfi. Rapeaba por un platito de comida”.

Para agosto de 2017, la expectativa aventurera de Barba Roja siguió engordando enormemente y sus planes, también. Junto a Magamo, cantante de Nafta y Militantes del Clímax, armaron una banda para trabajar durante la temporada: The Rainy Season Brothers.

“Vivíamos en Santa Teresa, en Costa Rica, a una cuadra del mar. A partir de noviembre, durante todos los días, nos pagaban para que tocáramos. Era el tipo más feliz del mundo”.

Con la temporada bajando, en marzo de 2018, emprendió la vuelta: sin un mango y con lo justo.

“Yo me hubiese quedado, pero me volví porque creía que estaba para competir acá. Por momentos pensaba que era Wos”.

Contenido relacionado: Wos Habla de Rap y Freestyle: ‘Darle Valor a las Palabras y Estructuras es Muy Lindo’

Así, con casi nula experiencia en batallas (salvo un dignísimo debut en una competencia de San José en la que perdió frente al campeón local SRK), decidió meterse de lleno en el circuito competitivo de Buenos Aires.

Buenos Aires me mata

“Mi sueño era competir en el Quinto Escalón”, confiesa Barba Roja. Sin embargo, para ese momento, la competencia de Parque Rivadavia ya estaba finalizada y su mito comenzaba a agigantarse.

Sin más, empezó a presentarse en el Pintágono, en Las Vegas Freestyle, en El Eje de la Rima y en cada competencia que se cruzara.

Pagó el derecho de piso hasta que, a fuerza de carisma, comedia y punchlines, llegó a la final de la fecha 2 de la temporada 2019 de El Eje de la Rima. “Para mí, fue un antes y un después”, cuenta.

Durante largos sábados y domingos siguió presentándose en todas las competencias que se cruzara, mientras que en la semana continuaba con su trabajo en mensajería.

Así las cosas, en mayo de 2019, ganó una fecha en Anfree y entendió que, todo esto, era un camino: “Gané una fecha medio deslucida, en la que en octavos bajé a Rama, en cuartos a Noodle, en semis a BRK en el que tiré uno de mis mejores acotes y en la final a Dream, un picante de Monte Grande”, recuerda.

Enseguida, también clasificó a la Nacional de Circuito Baires y se batió a duelo con Tuqu Ran, uno de los pesados de la escena, con un público bien grande. “Perdí con mi amigo el Tuqu, fue un orgullo”.

De esta manera, a fuerza de presentaciones y buenas batallas, el Barba fue instalándose en la escena doméstica. “Di buenas batallas pero no me llevé ningún logro”.

Años versátiles

Con la llegada de la pandemia, Barba le escapó a las competencias vía Discord, hizo un programa por Instagram (Las 12 del Barba), co-condujo un programa durante los fines de semana en la Rock & Pop (Súper Freak) y sacó unos temas que tenía guardados (“Paradojas”, “Proyecto 8” y “Salí a Buscarme”).

Ya para comienzos de 2021, se presentó en la Alianza Freestyle, en Merlo, y dio batallones en la Perros de Calle y en la Sangre Gaucha.

Contenido relacionado: ¿Por Qué el Under Ama a Jesse Pungaz?

Enseguida, llegó la serie Días de Gallos, una publicidad para el chocolate Kit Kat y algunos shows como host de eventos. “Ya no estoy trabajando con la moto, pero siempre está la posibilidad. Lo que pasa es que ahora puedo manejarme como quiero y haciendo cosas que no podría de estar con un laburo fijo, como competir un jueves o grabar un tema un martes”.

A la sazón, en la serie hace de un rapero “con cara de malo” (sic).

—¿Cómo fue filmar Días de Gallos?

—Fue hermoso. Me encantó conectar con referentes como Stuart, Klan y Cacha. Me llevé una alta relación con Klan. De hecho, me dijo para juntarnos y yo por dentro me estaba haciendo caca, pensando en que no lo podía fanear. Ese día volví a mi casa pensando “esto es increíble”. Fue un sueño para mí: de estudiar teatro a hacer una serie que tiene que ver con el freestyle, me pareció alucinante.

Las vueltas de la vida: de extra a protagonista

Como hace algunos años, pero este en particular, Barba Roja se anotó en la Red Bull con la expectativa de romperla, de dejarlo todo. En la batalla de clasificación le tocó versus el cordobés Cold. No hubo vencedores ni vencidos, pero Barba dio un papel muy destacable.

“Cuando salieron los videos de las clasis, a la gente le encantó mi minuto. Le encantó a Papo, también a Jony Beltrán. Todos los que reaccionaron, fliparon. Parecía que tenía chances de clasificar”.

barba roja

Hasta que un día, de sorpresa, mientras estaba haciendo de extra caracterizado como judío ortodoxo en una película con Celeste Cid, recibió una llamada de Federico Stuart y Taty Santa Ana, en nombre de Red Bull.

Había clasificado por primera vez en su vida a la Red Bull: Batalla de los Gallos y se estaba enterando en el medio de un rodaje, haciendo de extra en una película de la que ni siquiera recuerda su nombre. “Cuando me avisan que quedé, el director de la película me llama al plano y fui llorando. Entré mal, fui el peor extra en la historia del cine”.

Con el correr de las horas, fue cayendo en gracia y fue también una ristra de lágrimas y agradecimientos.

Contenido relacionado: Mecha: su Pasado Nerd, la Crudeza del Under y la Ambición por la FMS

—¿Cómo viviste esos días?

—Lo viví siempre con mucha emoción. Me lo había re puesto en la mente como para alcanzarlo. Todavía no sucedió. Todo está por venir. Lo viví mucho desde la emoción. Lloré mucho. Hay una palabra para todo esto y es, como dije, emoción.

—¿Y cómo te ves para la Red Bull?

—Voy más allá de los resultados. Me veo rompiéndola, brillando y que sea lo que Dios o Bizarrap, Lit Killah y Trueno quieran.

—¿Qué onda clasificar por primera vez la Red Bull de “grande”?

Elijo no pensar mucho lo de la edad. Y no entrar en esa de “tenés tantos años, el tren ya se fue”. Decidí manejarme siempre con respeto, eso hace que todos también te respeten a vos. Una vuelta, estaba en el Pintágono y, después de competir, me quedé hablando con G5, que tenía 14 años. Yo andaba por los 24 y él me contó una secuencia que tuvo en el aula. Y compartir eso con él es algo que demuestra respeto.

Sean todos bienvenidos a La Barbaloneta

Que de la mano, de La Barbaloneta, todos la vuelta vamos a dar: sentimiento colectivo, afán de unidad y un MC nac & pop.

Fue por un tuit gracioso de Daro Dos Santos [organizador de El Eje de la Rima], fue gracias a un retuit de quién sabe quién, fue por el clamor popular: La Barbaloneta, esa banca coral al Barba, nació en las redes sociales y hoy celebra este presente ominoso.

“La gente que se sube es gente que quiere que me vaya bien. Me parece también que hay algo relacionado con la edad, con cumplir los sueños. No digo que el resto de pibes no lo estén cumpliendo, pero vi a muchos decir ‘que esté el Barba en la Red Bull es la representación de que los sueños se cumplen’. Es decir, ‘si este tomuer llegó a Red Bull, vos también podés”.

Una sequita, nomás

Cuando compite, no fuma, pero sí le manda cuando está en casa, por mirar una película o en situaciones de relax. Pero hubo una vez, Dios sabe cuándo, que Barba Roja subió a competir fumado y su arma para zafar la situación, una vez más, fue la comedia.

“Si se me cae esa, estamos al horno”.

En tanto, por las noches, el Barba suele darle mecha. “¡Todos los días!”, grita de fondo su novia.

Contenido relacionado: Wos Habla de Cannabis: el Faso y el Freestyle Se Parecen

En boca del MC: “El otro día, fumé para escribir un tema y funcionó. Va a ser un tema bailable que todavía no tiene nombre”.

Asimismo, en camino a la despenalización, Barba Roja asegura que “con el Reprocann se dio un paso muy grande. E, incluso, me gustaría que se amplíe mucho más. Pero vamos de a poco”.

—Y a vos, ¿qué te gustaría que te pase a futuro?

—Me gustaría estar de vuelta en alguna serie con un personaje picante, seguir sacando temas y seguir rompiéndola en las compes, más allá de los resultados. Quiero que todo fluya.

Créditos de foto: header (@Xipson_), Carolina (@zurdoph) y River Plate (@j.o.t.a.d.e).

The post Conocé a Barba Roja, el MC que Vendió Comida en Brasil, Trabajó como Extra y Ahora Competirá en Red Bull appeared first on High Times.

Hablamos de Cannabis con Allen Iverson y Al Harrington, Estrellas de la NBA: ‘Es un Estilo de Vida’

Nota por Javier Hasse publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

“Empecé a fumar cannabis en la universidad. Durante mi segundo año”, revela la leyenda de la NBA Allen Iverson. “En mi año de novato, conseguí algo bastante fuerte, y eso cambió mi proceso de pensamiento en torno a fumar”.

Convertido en un connoisseur de la marihuana, Iverson ha unido sus fuerzas con Viola Brands, de Al Harrington, para lanzar una línea de productos y artículos de cannabis bajo el nombre de The Iverson Collection.

Contenido relacionado: Isiah Thomas: De Campeón de la NBA al Champagne y el Cannabis

Pero el mundo de la marihuana no siempre ha sido fácil para Iverson. De hecho, el atleta fue arrestado por posesión de cannabis en 1997.

“La primera vez que fumé, el efecto desapareció muy rápido. Era mi primer día en el campus y el entrenador vino a nuestro departamento a buscarme y yo estaba muy high. Fui directamente a limpiar y todo, y él sólo subía para ver cómo estaba porque era mi primer día en el campus. Pero tenía mucho miedo de que se diera cuenta de que estaba drogado. Así que mi primera vez fumando fue una sensación genial, hasta que descubrí que me estaba buscando”.

El partner adecuado y el enfoque correcto

“En el pasado, mucha gente se me había acercado para hablar de cannabis. Pero ninguna de las ofertas me pareció adecuada. Hasta que recibí una llamada de Al [Harrington]”, explica Iverson cuando se le pregunta por la asociación con Viola.

“Al me explicó lo que estaba tratando de hacer con su visión, cómo está tratando de ayudar a la gente -principalmente a nuestra gente, cómo está tratando de educarla y aumentar su consciencia sobre los beneficios del cannabis y del estigma que lo rodea”.

Contenido relacionado: Sha’Carri Espera que su Caso Ayude a Eliminar la Prohibición del Cannabis para Atletas

Atraído por la personalidad de Harrington y por su misión de ayudar y educar a la gente, mientras empodera a las comunidades de color, Iverson finalmente se subió al tren del cannabis. “A partir de ese momento, me metí de lleno. Para mí, formar parte de la primera multinacional de cannabis de propiedad negra es algo importante”.

Pero la relación entre las dos leyendas de la NBA va mucho más allá del negocio: es muy personal.

“Si pudiera compartir un porro con alguien, vivo o muerto, seguiría siendo Al Harrington”, asegura Iverson. “Lleva años hablándome del porro y confía en que estaré bien con el cannabis que comparta conmigo, que será adecuado para mí. Así que confío en él; eso me hace sentir cómodo”.

Allen Iverson

Para Harrington, Iverson también era el complemento perfecto para Viola. “Cuando pienso en lo que estamos haciendo en el espacio del cannabis, siendo una compañía de propiedad negra y siendo inusual… Sólo pensé en cómo Allen había impactado no solamente en la liga sino también en jugadores como yo. Allen fue alguien que cambió el juego, muy disruptivo, y siempre siendo él mismo. Eso es lo que siento también por Viola“.

Y continúa: “Allen realmente se la pegó a la América corporativa, que no se sentía cómoda con mucho de lo que estaba haciendo”.

Esto, argumenta Harrington, abrió las puertas a toda una nueva era de jugadores de básquet. Ahora, le toca a Viola hacer algo similar para los empresarios del cannabis, especialmente cuando se trata de emprendedores de color.

Contenido relacionado: Cannaclusive: Equidad Social, Racismo e Industria Cannábica en EE.UU. 

“Cuando pienso en el impacto y la concientización que queremos aportar, no se me ocurre nadie más grande en el mundo del deporte con quien hacer esto aparte de Allen”, añade.

Según el dúo, la asociación surgió después de que Iverson visitara los 18.000 pies cuadrados de cultivo de Viola en Detroit, el marzo pasado.

“Al ver la operación a gran escala, la verdadera dedicación a la planta, junto con el compromiso inquebrantable de Viola para aumentar la participación de las minorías y la propiedad en la industria del cannabis (actualmente sólo el 4%), Allen estaba seguro de que esta asociación estaba destinada a ser”, explicó Harrington en una entrevista anterior para Forbes.

Dominante índica, para nuestra gente

El primer producto cannábico de la Iverson Collection es una flor de predominancia índica denominada ‘96. El nombre es una referencia al año en que Allen “The Answer” Iverson fue reclutado para la NBA.

La variedad es el resultado de un cruce entre Secret Kush Mints y Grape Stomper.

Este complejo perfil de sabor combina un robusto aroma a caramelo de uva con notas de pino y menta. Como explica Harrington, la ‘96 está recubierta de tricomas de cristal y muestra una variedad de colores que se inspiran en los verdes vivos de la Secret Kush Mints y en los morados característicos de la Grape Stomper.

Contenido relacionado: Proyecto Cannábico de C.J. Wallace, Hijo de Biggie Smalls, Busca Promover la Creatividad y Cultura Negra

Al y Allen explican que el concepto fue cuidadosamente elaborado para su propia cultura.

“Siento que nuestra cultura gravita más hacia las índicas que las sativas”, dice Harrington. Sin embargo, asegura que The Iverson Collection pronto contará con sativas e híbridas, así como con muchos otros productos interesantes.

“Pero el primero tenía que ser realmente representativo de nuestra cultura. Índica, con sabor a uva, ya sabes”, añade Iverson. “La cepa ‘96 no sólo sabe bien, sino que también te permite sentarte y relajarte -y tal vez ver los mejores momentos del baloncesto”.

De hecho, no sólo el efecto de la ‘96 fue diseñado para un cultivo específico. El sabor a uva también conlleva su propio legado.

A nuestra cultura le encanta el ‘gas’, el cannabis que sabe a gasolina o a gasóleo. Queremos esa cosa fuerte. Así que, cuando pensamos en esta oportunidad con Allen Iverson, sentimos que tenía que saber a gasolina y a uva. Y lo conseguimos, sin duda”, dice Harrington.

“Quería algo que me recordara al Dom Perignon, y era esto”, añade Iverson.

Además de cannabis, The Iverson Collection incluye productos no relacionados con la marihuana. La gama inicial de productos incluye camisetas, buzos, picadores, encendedores, pelotas de básquet y mucho más.

Iverson y Harrington también se estarán asociando en la reedición de la marca CBD de este último y en otras empresas en los próximos meses.

Bienestar y salud

Aunque The Iverson Collection no se comercializa estrictamente como una línea de cannabis medicinal, tanto Iverson como Harrington le dan un uso medicinal.

“Lo uso con fines médicos, sin duda”, declara Harrington. “Con la vida que llevo ahora, dirigiendo un negocio, siendo marido, criando niños y cuidando de mi familia, necesito algo para relajar. Y luego, también lo uso para mi cuerpo, para tratar las muchas lesiones que he tenido durante mi carrera. Hace unos 10 años que no tomo ningún medicamento de venta libre. Es tan común en mi familia que hasta mis hijos saben lo que son los cannabinoides”.

Contenido relacionado: Entrevistamos a Rachael Rapinoe sobre Mendi, su Marca de CBD para Deportistas

Iverson asiente todo el tiempo, de acuerdo con su buen amigo Al. “La gente tiene sus propias opiniones y eso es algo bueno. Desde mi punto de vista, soy la prueba viviente de que un consumidor de cannabis es activo. No es que el porro te haga perezoso: es sólo un estado de ánimo”.

“Esto es definitivamente un estilo de vida. Es medicina, pero también es para salir con tus amigos”, complementa. “Esto es algo en lo que realmente creo. Creo en la medicina de las plantas”.

Preguntado por los estereotipos que afirman que los consumidores de cannabis son perezosos e improductivos, el dúo de la NBA estalla en carcajadas.

“Ya ni siquiera se habla de eso. Que lo googleen”, dicen al unísono, entre risotadas. “Sí, que lo googleen”.

Y Harrington continúa: “Cambiamos el estigma a diario manteniéndonos activos, productivos e inteligentes… Cuando la gente se enteró de que Allen se dedicaba al cannabis, todos empezaron a acercarse. Desde entonces, he visto a otras 50 grandes celebridades queriendo entrar en la industria. Y eso me encanta. Ésta es una industria multimillonaria que tenemos frente a nosotros. Y creo que sería una pena que la gente que se parece a nosotros no se beneficie de ella”.

Contenido relacionado: Isiah Thomas, John Salley y Al Harrington Buscan Cambiar el Panorama del Cannabis

Pero para que todo esto funcione, dice, el cannabis tiene que estar regulado a nivel federal, “algo así como el licor”. Y el cambio está cerca.

Sin embargo, hay un asunto más urgente: la clemencia y la eliminación de los antecedentes penales.

“Eso es lo que realmente importa. Dejar salir a la gente que está en la cárcel por mantener a sus familias, mientras nosotros hacemos lo mismo y podemos hacerlo legalmente”.

Vía Forbes, traducido por El Planteo.

Fotos cortesía

The post Hablamos de Cannabis con Allen Iverson y Al Harrington, Estrellas de la NBA: ‘Es un Estilo de Vida’ appeared first on High Times.

Sabor y Locura en Las Vegas con el Chimichurri Cannábico que Inventó un Argentino

Nota por Ulises Román Rodríguez publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

“Las Vegas es una ciudad construida sobre esperanzas, sueños y un poco de locura”, dijo una vez el famoso cantante de rhythm and blues Michael McDonald.

Hace 24 años, Pablo Rodríguez, un argentino soñador y esperanzado con mejores oportunidades llegaba a la meca del juego. También lo acompañaba una cuota de locura: no sabía hablar inglés, no tenía papeles y apenas unos pocos dólares para sobrevivir.

En sus mejores sueños figuraba el anhelo de tener su propio restaurante. Lo logró: Made in Argentina. Aunque ni en broma imaginó que no serían las empanadas con la receta de su mamá Olga ni los choripanes lo que atraería a la clientela, sino algo tan argentino como el chimichurri.

Eso sí, no cualquier chimichurri sino uno especial y único en los restaurantes de Estados Unidos hecho con aceite de marihuana.

Pablo Rodríguez frente al Allegiant Stadium, donde pronto se venderán sus empanadas argentinas.

¿El sueño americano?

Corría el año 1997. Bill Clinton cursaba su segundo mandato cuando Pablo Rodríguez, un pibe porteño de Belgrano que había curtido el skate, que clavaba Red Hot Chili Peppers en el walkman y fumaba Pedro Juan Caballero en la Plaza Alberti de su barrio (la misma a la que iba Juanse de Los Ratones Paranoicos) se jugaba la única ficha que tenía en la ciudad más grande del estado de Nevada.

Contenido relacionado: Lo Interesante y lo Delicioso: Qué Hay que Saber al Cocinar con Marihuana

“Primero vine y me quedé 3 meses. Me di cuenta que era mi lugar en el mundo, donde quería estar. Regresé a Argentina antes de quedar ilegal, volví a los 6 meses y acá me quedé. Estuve 7 años sin poder salir del país, hasta que pude conseguir mis papeles y acá estoy”, cuenta Pablo a El Planteo después de cerrar su local a 4 horas de diferencia horaria con Argentina.

Detrás de ese “acá estoy” hay experiencias que van desde estar de la cabeza en una fiesta de la revista Playboy y terminar a las 5 de la mañana en la casa de Mike Tyson hasta vender botellas de agua mineral por la calle con un cartel que decía “at will” (a voluntad).

“Cuando llegás acá te lo pintan como que esto es Disneylandia y te puedo asegurar que está muy lejos de ser el mejor país del mundo, pero si haces las cosas bien, te da las oportunidades que en Argentina no tenes”, dice Pablo.

chimichurri marihuana
Chorizos, morcillas y achuras. Todo bien argento.

En el imaginario colectivo y la idea que creó Hollywood de Las Vegas se resume en un desierto con edificios altísimos, casinos, diversión, noche, luces, descontrol, drogas, casamientos, Elvis, magos, delirios, más pánico y locura.

Contenido relacionado: La Yerba Mate Argentina con CBD que Triunfa en Miami

“Es todo lo que te venden las películas… unas 10 veces más. Es una ciudad donde podes venir a disfrutar de los mejores hoteles, espectáculos únicos, comer en los mejores restaurantes, pero también te encontras con lo peor: droga, prostitución, delincuencia. Hay muchas cosas que pasan y no salen porque sino se pudre todo, no viene nadie”, cuenta Rodríguez.

Todo por alcanzar un sueño

La gastronomía forma parte de la vida de Pablo desde la infancia. Cuando era niño su papá administraba el buffet del Club Defensores de Belgrano y de grande trabajó en varios restaurantes de Buenos Aires, entre ellos La Parolaccia de Puerto Madero.

Después de vender agua en la calle siguió con paltas que traía de California. Luego consiguió trabajo en un restaurante pero siempre hizo cosas paralelas.

“Tuve una compañía de reparaciones de casas, después me puse a estudiar para masajista, me recibí y abrí mi propio spa con el que pude juntar los fondos para cumplir mi sueño que es este restaurante: Made In Argentina”.

made in argentina
La fachada del restaurante de Pablo Rodríguez en Las Vegas.

El restaurante está justo atrás del Luxor (un hotel con forma de pirámide) y del Mandalay Bay, que es uno de los hoteles más famosos de Las Vegas.

Contenido relacionado: Gomitas de Marihuana: Datos Esenciales, Cómo Hacerlas y Orientación

“Es una zona caliente de la ciudad. A dos cuadras construyeron un estadio en menos de 2 años para 70.000 personas, algo monstruoso, espectacular”, cuenta emocionado.

Pablo se refiere al Allegiant Stadium donde el 27 de agosto tocarán los Guns N’ Roses y el 1 de noviembre los Rolling Stones. “Es una locura el lugar donde estoy y soy el único que vende choripán frente a la cancha, jajaja”.

Made in Argentina está pensado como un típico bodegón porteño con un menú en el que figuran: milanesas a la napolitana, canelones, ñoquis, parrillada, choripanes, flan con dulce de leche, milhojas, postre vigilante y las tradicionales empanadas.

“Las recetas originarias de las empanadas son de mi mamá y de mi abuela. Mi vieja es de Córdoba y las de carne originales eran con pasas de uva, dulces y fritas, pero, bueno, acá les saco eso, las hago especial solo para algún cordobés perdido”, explica.

Claro que Made in Argentina no se habría hecho tan famoso en Las Vegas de no ser por el “chimichurri cannábico”, una creación que se le ocurrió a Pablo Rodríguez.

Contenido relacionado: Hablamos Seriamente de Alfajores con El Catador de Alfajores

El autor cuenta que se trata del “típico chimichurri argentino que le ponemos al choripán con 2 o 3 gotas cada 1 onza. Lo hacemos con CBD pero la idea es empezar a usar THC para que sea un poquito más pegador”.

La idea nació porque Pablo tiene amigos que trabajan en la producción de cannabis. En el estado de Nevada, la marihuana es legal para consumo medicinal y recreativo pero no puede salir de su jurisdicción.

“Ahora estoy esperando que el gobierno me apruebe los permisos para empezar a producirlo en grandes cantidades pero tengo un problema: no consigo gente para trabajar”, asegura.

Pablo tiene 8 empleados en Made in Argentina y necesito 12 para ampliarse y producir el chimichurri cannábico para vender a otros restaurantes y negocios.

“Como desde que está Joe Biden el gobierno paga un subsidio de 800 dólares a las personas desocupadas, no consigo personal. Vengo pidiendo gente hace 2 meses y no pasa nada, no viene nadie o llaman y preguntan ‘cuánto pagas’ y te dicen si les puedo pagar en negro, pero en negro no puedo porque es ilegal”, relata.

Contenido relacionado: Cinco Lugares Realmente Increíbles para Bajonear en Buenos Aires

La otra pasión de Pablo es el Footgolf: un deporte en el que los jugadores patean una pelota de fútbol para introducirla en los hoyos en el menor número de golpes posible.

footgolf
Footgolf. El deporte que practica Pablo en Las Vegas.

“Lo crearon en Holanda y fui el primero que hizo un campeonato acá en Estados Unidos, el primer torneo oficial que se jugó de ese deporte, se jugó acá en Las Vegas y fui uno de los organizadores”, dice Rodríguez.

Pero esa es otra historia. Una más de este emprendedor soñador que no baja los brazos y siempre va por más.

Fotos de cortesía.

The post Sabor y Locura en Las Vegas con el Chimichurri Cannábico que Inventó un Argentino appeared first on High Times.

Escritor y Juez de Hachís: Hablamos con Jimi Devine sobre Genéticas de Cannabis y Dispensarios en California

Nota por Nicolás José Rodríguez publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Jimi Devine nació en Lynn, Massachusetts, es licenciado en periodismo y desde 2009 trabaja en la industria del cannabis en California, como redactor y como colaborador de medios con renombre mundial como son el San Francisco Chronicle, The Boston Globe, High Times, Village Voice, LA Weekly  y Leafly, desde donde escribe sobre productos y políticas de cannabis.

Además, Jimi es un crítico de cannabis y ha participado como jurado en copas cannábicas como la Emerald Cup, para él, “la Copa del Mundo del Cannabis”. Con una prosa estilizada, entrega en sus columnas una descripción comprensiva de las distintas expresiones genéticas y sabores que adquiere el cannabis bajo distintas condiciones de cultivo.

Contenido relacionado: Aquelarre Cannábico: Cómo Fue la Edición Streaming de la Experiencia de Cata Feminista

Encuentra en la química, la política, la economía, las artes culinarias, y la literatura, las palabras y los conceptos que clarifican la complejidad del cannabis y de su industria. En su haber, se encuentran entrevistas a bancos que han hecho historia con la creación de genéticas como Cookies, Gelato, Bruce Banner, Zkilltez, Skywalker, Chemdawg, entre muchas otras más.

Jimi Devine, de costa a costa: haciendo pie en la industria del cannabis

Jimi puso un pie en la industria a los diecinueve años, en 2005, mientras trabajaba con estudiantes con condenas por drogas que habían perdido su ayuda financiera para la universidad.

“Estaba en New Hampshire, en la Universidad. Me uní a un club de cannabis y me invitaron a ir a una conferencia sobre políticas de drogas en Canadá, donde los anfitriones nos dieron una onza de marihuana diciendo, ‘hey, gracias por venir’”.

En ese momento de su vida Jimi se planteó su destino, “es por aquí, este es mi camino, hay marijuana por todas partes, ¡lo descubrí!”, se dijo a sí mismo.

Después de graduarse, Jimi tuvo un par de pasantías en Washington D.C. “Me pasaba el día en la oficina con los proyectos de legalización y luego, por la noche, hacía calzones para conseguir dinero para la cerveza. Era fantástico”.

Sin embargo, sintió que su lugar era otro. Buscó trabajo en California y así consiguió entrar en uno de los dispensarios más antiguos del país: CBCB.

Jimi, pausa y pide pasar un aviso antes de continuar. No se olvida de quienes le dieron una primera oportunidad y lanza: “Amigxs en Latinoamérica, vengan a CBCB en Berkeley, Los Ángeles, California”.

jimi devine

Actualmente, Jimi divide su tiempo entre CBCB y el periodismo. Por eso puede hablar de cannabis del modo en que lo hace. Pasa sus días entre lo que él denomina “el producto” (flores de cannabis secas, concentrados de todo tipo, vapeadores, comestibles con cannabis, etc.)

“Veo lo que la gente quiere y no quiere. No soy esa persona que se gasta u$s 5000 al mes para probarlo todo y publicarlo en el periódico”.

Ya en California, en 2014, Jimi tuvo la oportunidad de trabajar con David Downes en su podcast, The Hash, vendiendo anuncios publicitarios para ellos.

Un día, le dijeron “Jimmy, tú tienes un título de periodismo. ¿Quieres escribir algo?”

Hoy, con una sonrisa, recuerda: “Era lo único que quería, así que escribí. Ya había publicado en el Boston Globe y en The Hill, pero no era trabajo remunerado. Así que ellos fueron los primeros que me dieron una oportunidad para escribir sobre cannabis”.

Un cumpleaños feliz: El Transbay Challenge II

Entre pitadas de hachís y de flores, Jimi comienza a enrolar un blunt con un lomo de 2 cm.

“Estoy a punto de fumar un poco de Animal Khush de California Artisanal Medicine Camp. Cultivan unas genéticas que son ‘un fuego’. Creo que Anna, su creadora, es una de las mejores cultivadoras del planeta y se especializa en variedades como esta, con notas gaseosas”.

Contenido relacionado: 24 Cepas de Marihuana que Necesitas Probar 

Jimi tiene acceso constante a las mejores flores y extractos de cannabis del país y, probablemente, del mundo. Tanto es así que, para su último cumpleaños, organizó “un mini concurso de hachís”, al que llamó, Transbay Challenge II, algo así como El Reto de la Bahía, en alusión a la Bahía de San Francisco, un área que, según Jimi, guarda algunos de los mejores extractos y concentrados de cannabis del mundo.

jimi devine

En su segunda edición, el evento contó con un número limitado de entradas y duró todo el día.

“Tuvimos dos categorías de hachís, según el tipo de extracción: con y sin solvente. Los 20 competidores fueron fantásticos y los ganadores son parte de la realeza”, cuenta Jimi.

Y agrega: Organic ‘s Royal Key trajo una fantástica Grape Royale, una genética que se remonta a cultivadores históricos como Mandelbrot, con esos famosos toques púrpura del norte, con un final profundo en nariz. Híper excepcional”.

“Este rosin [señalando un frasco que contiene una suerte de miel pura de abejas] es Yoky, quedó en segundo lugar y deja una sensación súper helada en boca. Tiene un efecto muy potente, es algo único en el mundo”.

A propósito de las notas y propiedades que busca un juez de hachís, Jimi responde sin dudar: “Potencia y un sabor complejo”.

La charla se siente como una visita a un dispensario de cannabis. Jimi ama su trabajo y se nota cuando no huelga en sacar muestras de todo tipo de los cajones de su escritorio.

“Mira, esto es Honey-Strawguava de Hash and Flowers”, dice sosteniendo un frasco con rosin que él describe como “algo fuera de serie”.

“Es de un fenotipo que proviene de Colorado y se caracteriza por terpenos que huelen a plátano y miel. Solo Passion Flower y un par más en el mercado legal, tienen esta genética”.

—¿Cuál es el secreto del hachís único?  ¿Son los terpenos? ¿Es la forma en que se extraen los tricomas (cristales)?

Las flores, el material que uses, tienen que ser un ‘fuego’. Es la base de todo. Y, además, hay una cuestión de viabilidad comercial, que se reduce a la cantidad de hachís real que obtienes de la flor cuando la procesas.

A menudo las empresas se inclinan por cepas como la GMO, porque son las que más hachís entregan. GMO Cookies es una potente variedad de marihuana híbrida, índica dominante, hecha por el cruce de Girl Scout Cookies con Chemdawg. El mayor rendimiento de GMO, que alguien me mencionó este fin de semana, fue como 8%, algo impresionante. Una locura, como cualquier cosa por encima del 3%.

Esto quiere decir que si pongo una libra de flores, obtengo 8% de eso en hachís.

En el mejor de los casos, un hachís de competición, pasó a través de un túnel de crioterapia. Fue cosechado en una nevera criogénica, hasta que algún extractor de clase mundial estaba listo para manejarlo. Eso sucede alrededor del 1% de las veces.

En particular, me gusta el trabajo de The Humboldt Terp Council precisamente por esto, su técnica es impecable.

Contenido relacionado: Genéticas, Básquet y Rap: Conocé la Historia de BSF Seeds, el Mejor Banco de Semillas del Mundo

Usualmente, el mejor hachís proviene de las flores que marcaron todas las casillas. Otras veces, no. Puede ser que las flores no sean las mejores, pero el hachís que se extrae de ellas, sigue siendo un espectáculo.

Genéticas y Hachís en California

Al conversar sobre genéticas insignia de California en la actualidad, Jimi menciona Cookies“, “Gelato” y “Runtz.

También conocida como “Runtz OG“, la cepa deviene de una cruza entre otras dos: Zkittlez y Gelato y fue un desarrollo del banco de genéticas Ridgeline.

“Conocí Runtz antes de que ganara la Copa Esmeralda en 2019. Me detuve en una pila de frascos apilados. Y dije, ‘oh, estas Runtz son hechas por el tipo que ganó en 2018 con la cepa Green Lantern’. Esto fue media hora antes de que anunciaran el ganador”.

jimi devine

Y advierte que “también hay un montón de cosas falsas por ahí. Conseguir Runtz originales es difícil. La promoción de la genética es una tarea hermosa. Pero es como las formas de gobierno: todas son hermosas, hasta que la gente corrupta se involucra”.

Jimi explica que estas genéticas de fama mundial son lanzadas por los mejores de la escena, quienes buscan subir la barra de esta región cannábica.

Una vez que lo logran, sacan las genéticas de rotación, porque buscan ser pioneros, y enloquecer el genoma para obtener resultados distintos, nuevos sabores, efectos, etc.

—¿Ves que alguna variedad viene con fuerza para los próximos dos años? 

Red Bull. Oh, Dios mío. Es una de las nuevas cepas de Compound’s Genetics. Fui a una cacería de fenotipos con Compound y ‘rompieron’ como treinta frascos del nuevo material. Tenían cinco fenotipos de ella. Y yo estaba como, ¿qué es esto?

Simplemente cambió mi vida. Es el terpeno con aroma a detergente más fuerte que he probado. Y te coloca tanto. Yo tengo una resistencia bastante fuerte. Juzgo campeonatos mundiales de hachís como si nada.

Estaba bien antes de fumar esa cosa. Eso fue lo último que fumé, y eso que yo fumo todo el tiempo. Diez minutos después, estaba en el Uber, tomaba agua y veía flashes de colores. Intenso. 

Este año escuche mucha gente prediciendo que va a haber millones de libras de Ice Cream Cake (una variedad de marihuana indica hecha al cruzar Wedding Cake con Gelato #33). Yo no lo creo. Estas cepas aparecen y la gente hace una locura de dinero. Sucedió con la OG Kush en el 2000, como una década después de que apareciera en Los Ángeles por primera vez, y explotó. Pero también hay una gran rotación.

Cannabis y Biodiversidad

—¿Cómo es la relación entre la biodiversidad por un lado y, por otro lado, con las tendencias que dicta el mercado?

—Biodiversidad en el cannabis. Bueno, realmente esa es una conversación corta: todas las especies de aquí, vienen de Nepal, Afganistán o de una región ecuatorial como Tailandia, México, Colombia y un poco de Sudáfrica.

Contenido relacionado: ¿Qué Dicen los Nombres de las Cepas de Marihuana sobre el Producto?

—¿Pero ves la asistencia del mercado para producir ciertos tipos de genéticas?

—Sí, que florezcan rápidamente y que sean potentes.

—Ok, y en ese proceso, en que el mercado estrecha el genoma, pueden perderse algunas variedades del cannabis que quedan sin explorar?

—Mira, si tú dices ‘vamos a cultivar lo que sea de modo amateur’, tendrás  un montón de flores mediocres, seguramente. Pero a un nivel profesional, los cuellos de botella del genoma, como tú le dices, también produce una altísima calidad. Me planteas una conversación mixta, tocar el genoma no quiere decir que se termine la biodiversidad.

Hay compensaciones que tienes que tener en cuenta. Por ejemplo, uno negocia, gana y pierde propiedades en el proceso de tratar de sacar un terpeno con un aroma específico, de una genética específica, como puede ser una Gelato #16.

Siempre puedes reducir el genoma, pero eso no significa que otra gente no expanda el genoma. Si el cannabis no fuera ilegal, habría más gente cultivando plantas locas en su patio trasero y eso no sería un problema tan grande.

Pero, en este ambiente con muchas licencias, ¿cuánta gente no puede cultivar en su casa? Estas variables externas también restringen el genoma. En general, si el genoma del cannabis está compartimentado no significa que no pueda ser diversificado. Pero, ya sabes, cultivar la mejor marihuana, con sabores y aromas complejos para competir, es posible que no ayude a ello.

Mega granjas y productores artesanales de cannabis en California

Jimi estuvo ahí cuando el cannabis se legalizó en California y recuerda vivamente la evolución de la industria en los últimos diez años.

“Antes de la legalización. Era todo ‘under’. No es que le faltara stock a los clubes, sólo que había falta de claridad en la legislación y abundaban lagunas en el derecho que no habían sido previstas por los reguladores”.

Jimi recuerda escenas previas a la regulación del uso adulto, que pueden observarse hoy también en Latinoamérica.

“Los policías se presentaban, con una carpeta con reglas resaltadas con marcador flúor y  los cultivadores tenían las licencias médicas colgadas en la puerta de la granja. Con licencia o sin licencia, un montón de gente fue arrestada por los vacíos legales, previos a la legalización del uso adulto, en 2016″.

A partir de 2010, Jimi observa un cambio en la escena del cannabis en California, de la mano de la apertura de dispensarios como Harborside y Sparc, “grandes, brillantes y abiertos, ofrecían un servicio y una experiencia de consumo, además de cannabis. En ese momento, Spark fue considerado como el primero de su tipo. Cuando abrió, dijimos, ‘ok, esto es algo nuevo en la escena californiana’”.

En sus crónicas, Jimi cubre la realidad de los pequeños productores de cannabis del Triángulo Esmeralda, al norte del estado de California y de las mega granjas de la región del Valle Central. En efecto, dos imágenes de una misma industria.

Si bien está feliz por la legalización de 2016, confiesa que esperaba que la barrera para entrar al mercado no fuera tan alta como lo es en la actualidad. Según Jimi, los requisitos, los impuestos y los costos de las licencias bloquean el progreso de los pequeños productores al norte de California.

De todos modos, cree que “una vez que EE.UU. sea un mercado gigante de cannabis, habrá mucho espacio para las empresas familiares, porque la gente va a saber la diferencia entre una empresa familiar y una empresa que arroja miles de libras al mes”.

Jimi avizora un mercado del cannabis basado en dos métodos de cultivo: indoor, (apuntando a nichos exclusivos del mercado), y deprivación de luz o “deps”, que permiten acortar el tiempo de cultivo, para el mercado masivo. Lo cual, según él, “no significa que las empresas familiares no puedan obtener una parte del pastel”.

Devine cree que el futuro de las empresas familiares de cannabis no dependerá tanto del acceso a tecnología, sino, más bien, del acceso a la tierra y de la limitada escala productiva que pueden alcanzar, al estar rodeados de parques nacionales.

Contenido relacionado: Mejores Cepas de Marihuana para Irte a Dormir 

“A diferencia de las mega granjas en el desierto prístino del Valle Central, ya que allí tienen polvo, hace mucho calor. Tienen un montón de otras mierdas con las que lidiar. Pero tienen esta gran área plana que pueden cargar con infinidad de plantas. Es muy difícil apreciar la escala de estas mega granjas de cannabis en California”.

El Planteo responde: Jimi Devine edition

Le pedimos a nuestra comunidad que nos acerquen preguntas para Jimi vía Instagram y estas son algunas de las inquietudes que nos llegaron:

—¿Cuál es la historia detrás de la genética Girl Scout Cookies (GSC)?

—Es una genética originaria de San Francisco, refinada por gente como Kenny Powers, en lo alto del árbol genealógico de los cultivadores que empezaron antes del 2000.

La cepa O.G. Kush gobernó el mundo desde 1996 hasta que aparecieron las Cookies. Fue lo suficientemente buena para bajar a la O.G. del podio por un tiempo, hasta que llegó Gelato.

Gelato ganó la cepa del año, dos veces en 2014 y en 2018. No hay ninguna otra cepa que haya hecho eso en la década de 2010. Por supuesto, puedes volver a épocas menos competitivas, como en los años 2000 y asombrarte por qué Superman O.G. ganó tres años seguidos, pero estamos hablando del presente.

En la zona de la bahía, los terpenos con notas de caramelo, jarabe de maple y algodón de azúcar, son únicos y, por eso, estas son cepas famosas a nivel internacional. Es un perfil de sabor completamente diferente, una verdadera marca de la región. 

—¿Cuál es tu variedad de cannabis favorita para infusionar alimentos?

—Honestamente, una vez que llega a tu hígado, es todo lo mismo. No tengo una preferencia. La mayoría de las etiquetas de los comestibles con cannabis son sólo para que te sientas cómodo al comprarlos. No hay ninguna regulación de la FDA para detenerlos. Déjame aclarar eso. Existen comestibles de una cepa específica. Pero eso no significa que el aceite sea sativa o índica. Cuando lo tomas, es todo lo mismo.

—¿Qué genética vez que tenga una fuerte resistencia a las plagas?

—Cualquier cosa criada en la costa de Mendocino será más resistente al moho. Allí hay niebla todo el tiempo. Así que las cepas criadas para la costa en el Triángulo Esmeralda, son capaces de soportar un poco más. Esa fue una de las razones por las que la Royal Kush se hizo tan famosa en primer lugar porque le fue bien en la costa.

—Si la gente visita Los Ángeles, ¿dónde deberían ir a comprar cannabis de clase mundial?

—Honestamente, las mejores flores y extractos están muchas veces en los mismos lugares en L.A. Vayan a Jungle Boys, Cookies o Green Dragon. Pero, personalmente, creo que la gente debería buscar por sí misma, tomarse su tiempo para contactar con la gente que elabora el mejor producto. Envíales un correo electrónico y pregúntales dónde puedes encontrarlo.

Pregunta a los campeones del mundo. Invierte tu tiempo en esto, antes de venir a Los Ángeles. No hay recetas para encontrar lo mejor. La clave es educarse y aprender de los demás.

Si vienes a la caza de hachís de ultra-élite, pregunta a la gente que lo hace dónde comprarlo, porque a veces sólo trabajan con un par de tiendas. Por ejemplo, el mejor chocolate de California sólo está disponible en seis tiendas. Ganaron tres de los diez primeros puestos en la Emerald Cup: Buddy’s Chocolate House.

Sabes, tu pregunta suena a “dame una lista. Sólo dime dónde ir”. Pero no es tan fácil.

Supongo que muchos turistas tienen tiempo limitado. Pero eso no importa. Si realmente quieren encontrar lo mejor, vayan a esos lugares. Y si son adultos mayores o tienen movilidad reducida, y no quieren ir a un dispensario, Hyper Wolf es probablemente el mejor servicio de entrega de productos exóticos de cannabis a domicilio.

Contenido relacionado: Según un Estudio Genético, el Cannabis Proviene de China

—¿Y si quieren contactar contigo en Instagram?

—¡Disparen sus DMs, respondo a todo el mundo!

—¿Qué tienes planeado para el futuro?

—Ahora mismo estoy redactando un informe sobre los cultivos con deprivación de luz en los distintos condados de California, una técnica que le permite a los cultivadores tener varias cosechas al año. Ya hice Mendocino y Humboldt. Y voy a hacer la región de Sierra Nevada. Al mismo tiempo, estoy trabajando en rondas de hachís para Leafly.

Y luego voy a hacer otro desafío Transbay en unos meses. Desafío Transbay III, el condado de Sacramento contra la Bahía de San Francisco. Va a ser principalmente un concurso de flores y será en Isleton, California, entre Sacramento y la Bahía.

Fotos cortesía de Jimi Devine.

The post Escritor y Juez de Hachís: Hablamos con Jimi Devine sobre Genéticas de Cannabis y Dispensarios en California appeared first on High Times.

Drogas, Hangout, Fiestas y Radiohead: La Historia de Robin, la Serie que Nunca Viste pero Deberías

Nota por Hernán Panessi publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Hubo una época en que los cartoons ensayaban discursos a contrapelo de las buenas costumbres, donde el desparpajo rompía las normas predominantes y en la que asomaban nuevas narrativas llenas de incorrección, sexo, drogas y vagancia. ¿Por qué, después de 25 años de su estreno, algunos siguen recordando a Robin, la maravillosa creación del animador sueco Magnus Carlsson?

En la historia, Robin es un holgazán que vive en un departamento pelado, que agarra cualquier trabajo circunstancial, que le gusta salir de fiesta y andar por ahí junto a Benjamin, su mejor amigo y bebedor empedernido.

Contenido relacionado: Dr. Kurnicopia: Viñetas, Porros y Tazas de Té

Así las cosas, a lo largo de 30 episodios autoconclusivos llenos de slice-of-life, las desventuras de Robin terminan casi siempre en el mismo lugar: en no hacer nada constructivo con su vida.

En América Latina, la serie Robin fue emitida por el mítico canal Locomotion y, además, fue transmitida para unos 50 países. “Es genial que a la gente le siga gustando”, dice Magnus a El Planteo.

A la sazón, Robin mezcló cierto desprejuicio con un fuerte espíritu underground, comprimiendo un relato entre seco y novedoso que cautivó a jóvenes y adultos: rebanadas de realismo mundano haciéndose paso al andar.

Además, entre sus curiosidades, en Latinoamérica la voz del personaje la puso el mismísimo Mario Castañeda, conocido por interpretar el doblaje de Gokú en Dragon Ball Z.

Contenido relacionado: Estos Son Los 5 Episodios Más Drogones de Los Simpsons

A la gente le gusta la nostalgia. Cuanto más viejo te haces, más nostálgico te vuelves. Los que recuerdan a Robin de la época en que eran niños o adolescentes ahora son adultos de mediana edad y quieren recordar las cosas como eran antes”, continúa.

Magnus, el artista

Sin embargo, es difícil sostener que Robin fue su obra más reconocida en el mundo, ya que Magnus Carlsson también es el autor detrás de Tres Amigos y Jerry, emitida en Nickelodeon y Jetix, y de Lisa, que se vio por Cartoon Network en el bloque “Pequeño Mundo”.

“Es complicado decir cuál es mi serie más popular. Algunas de mis series se han emitido en más países que Robin, aunque estuvieron más dirigidas a los niños”.

En la actualidad, Magnus Carlsson está desarrollando un par de proyectos nuevos y espera que “alguno de ellos se haga realidad pronto”. También pasa sus días escribiendo y pintando cuadros.

Lo mejor de hacer Robin fue que llegó a muchísimos espectadores de todo el mundo. Lo peor fue que luego trabajé con una compañía cinematográfica que no pudo tomar la decisión de producir más episodios o un largometraje”, confiesa.

Suecia en los ‘90: entre el desapego político, el nihilismo y lo incorrecto

Inspirada en la propia vida de Magnus, en la época veinteañera en la que vivió en su primer apartamento propio (“Yo era curioso, tímido y un poco mujeriego, como Robin”), la serie animada narra una realidad social en la que “mucho no se hablaba de política ni de lo que era políticamente correcto o no”.

Y sigue: “Se trataba de sobrevivir y, al mismo tiempo, divertirse”, dice.

Contenido relacionado: La Historieta Argentina y la Marihuana

—¿Qué cosas haría Robin si se desarrollara en la actualidad?

Robin tiene un trabajo a tiempo parcial como técnico informático y Benjamin está prematuramente jubilado tras un desafortunado accidente. Le han dado una silla de ruedas y es un activista del cannabis medicinal. Siguen saliendo juntos. Robin y su amigo Benjamin son amigos desde la adolescencia. El tiempo pasa rápido y, de repente, están de pie mirándose y tienen más de 50 años. O, Robin está de pie y Benjamin sentado en su silla de ruedas, en la que ahora pasa sus días como consecuencia de un accidente innecesario.

robin serie

—¿¡Qué!? ¿Qué le pasó a Benjamin y por qué ahora está en silla de ruedas?

—Durante una fiesta, pasó toda la noche arriba de un árbol con una cerveza, cuando Robin apostó que Benjamin podría saltar con seguridad desde un árbol con un paraguas como paracaídas. A su vez, Robin vive en su amplio estudio de 35 metros cuadrados. Y está completamente bien. El trabajo como técnico informático en “Achmed’s IT service and Dry Cleaning” también está bien. No es un buen trabajo de tecnología, para ser honesto. La mayor parte de las veces viaja con pequeños paquetes a diferentes direcciones de la ciudad. Pero está bien. A veces, Robin hace de DJ en PizzaGuzzen donde pasa hip-hop y algo de dub. No formó una familia. Realmente no tiene tiempo para eso. A veces tiene que relajarse. O… la mayor parte del tiempo.

Contenido relacionado: Estos son los 5 Episodios más Drogones de South Park

—¿Y qué es de la vida de Benjamin?

—Benjamin se ha mudado al mismo edificio que Robin, al piso de arriba. Pero desde el accidente, Benjamin pasa la mayor parte del tiempo con Robin, porque es muy difícil subir o bajar cualquier tramo de escaleras (sin ascensor) con la silla de ruedas. Benjamin está pre-jubilado y es un gran defensor del cannabis medicinal. Le ayuda mucho este medicamento y aprovecha cualquier oportunidad para aliviar el dolor. Benjamin también es muy activo en Tinder, con diversos grados de éxito.

Radiohead y polémicas

Durante los años 90, Suecia era un país bastante despreocupado. “Era fácil conseguir un apartamento y trabajar. También fuimos precoces con la informática y los ordenadores. Y los jóvenes teníamos suficiente dinero para poder viajar por el mundo”, explica el autor.

Y no es de extrañar que Robin haya tenido una acogida muy positiva cuando empezó a emitirse en televisión. Sin embargo, más tarde hubo aún más revuelo cuando Radiohead quiso tener a Robin como personaje protagonista en un video musical.

¿¡Qué!? ¿¡Radiohead!? Sí. En el año 1997, la banda británica Radiohead se cruzó con la serie Robin en Channel 4 y flasheó. Rápidamente, contactaron a Magnus Carlsson para que Robin protagonizara el videoclip de su canción “Paranoid Android”.

Contenido relacionado: ‘El Monstruo que No Dejan Salir’, una Muestra de 50 Esculturas y Objetos Hechos con Marihuana

Su productor me llamó y me preguntó si quería hacer un vídeo del disco OK Computer. Y yo quería hacerlo”, recuerda Magnus.

En su momento, algunas de las partes de aquel videoclip fueron censuradas por contener “escenas de nudismo explícito”.

—Cuando hiciste la serie, ¿tuviste algún tipo de “estímulo”? 

—No.

—¿Cuál es tu opinión sobre el uso recreativo del cannabis?

—No me gusta, pero no tengo una opinión real sobre la gente que fuma y la que no.

—¿Cuál creés que es el episodio más polémico de la serie?

—Hoy en día la gente se molesta por todo, así que es imposible decirlo.

The post Drogas, Hangout, Fiestas y Radiohead: La Historia de Robin, la Serie que Nunca Viste pero Deberías appeared first on High Times.

Esoterismo, Ciencias Sociales y Plantas Mágicas con Lu Gaitán

Nota por Lola Sasturain publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

“No sé bien cómo pasó” es lo primero que dice Lu Gaitán, porteña, licenciada en ciencia política, astróloga, creadora de contenido y autora de dos libros, al ser consultada sobre cómo llegó al lugar en donde está.

Hoy es una de las principales divulgadoras -y una de las figuras más queridas por la comunidad- de una astrología que busca correr el foco de lo individual para centrarse en la conexión de los seres humanos entre sí, con su tiempo y con la naturaleza, con un lenguaje simple y sin pretensiones, descartando predicciones, fórmulas mágicas y estéticas brujeriles artificiosas. Una astrología “con los pies en la tierra”.

Contenido relacionado: Todas las Dalias, la Dalia: Magia, Amor, Freestyle, Porro y Cuarentena

Su background en ciencias sociales la convierte en un personaje muy particular dentro del mapa esotérico: condición que la hizo ganar la simpatía y el respeto de muchas personas que no se interesaban previamente del lenguaje astrológico por su condición de mágico y arbitrario.

Pero, obviamente, no está exenta de críticas y cuestionamientos, a los que ella intenta responder desde su visión integradora. Para ella, mirar el mundo a través de un cristal astrológico de ninguna manera significa negar cómo las condiciones materiales son aquellas que moldean la existencia humana. Tiene más que ver con darles un marco.

Gaitán es también una eterna aprendiz: es estudiosa y una acérrima defensora de las plantas sagradas y medicinales. Y hoy en día está formándose en filosofía junto al profesor Pablo Farneda.

Desde su visión multidisciplinaria, esta joven estrella de la astrología tiene mucho para reflexionar sobre las grandes luchas de nuestro tiempo, sobre nuestra relación -tanto personal como social- con las sustancias psicoactivas, sobre los aparatos de producción de conocimiento, religión y sobre la permanente tensión que significa vivir con un pie en la Tierra y otro en el cielo.

El viaje astral de Lu Gaitán

Gaitán, hoy con 35 años que aparentan ser varios menos, entró a la astrología de lleno cuando corría el año 2009 y estaba terminando la carrera de ciencia política. 

Atravesaba un período de crisis: salía de una relación de pareja abusiva, y corría un contexto sociopolítico en donde le costaba encontrar lugar para llevar sus intereses por la carrera que había estudiado a un plano laboral. Le interesaban la filosofía política y la ecología: dos ramas que pocas implicancias prácticas tenían en aquel entonces.

Buscando respuestas comenzó un proceso terapéutico con un astrólogo que también es sociólogo, y que le hizo conocer la disciplina desde otro lugar. Al conectar con esa astrología (según la llama ella) más power, decidió comenzar a estudiarla y tomársela enserio. 

Ese fue el primer paso de su recorrido esotérico, que la llevó a practicar yoga, interesarse por otros lenguajes y prácticas ancestrales y cambiar su alimentación a una vegana.

Allá por 2015, entre #NiunaMenos y los reclamos por el aborto legal, Gaitán comenzó su proceso de reencuentro con las ciencias sociales. Finalmente la sociedad reclamaba por una política que incluyera esas cuestiones que siempre la habían interpelado.

“Ahí empecé a ensayar algún tipo de síntesis entre estas dos búsquedas, pero fue un recorrido bastante largo con varios momentos muy incómodos”, cuenta. Y no es de extrañar viniendo de un ecosistema académico tradicional que, a priori, rechaza paradigmáticamente a la astrología como campo de conocimiento válido. En su momento, sus amigues, la mayoría de ese palo, estaban completamente desconcertadxs: pensaban que estaba loca.

Contenido relacionado: El Secreto de Concha Podcast: una Charla sobre Marihuana, Comunidad y Sexo

Empezó subiendo contenido astrológico a Facebook allá por 2016, luego se mudó a instagram y afinó su propuesta: astrología, feminismo, ambientalismo y conciencia social. “Me ayudó mucho, pero también no, porque perdí muchos seguidores, al ponerme a hablar de feminismo y procesos colectivos”, ríe. 

Luego llegaron lxs seguidores, dos libros editados por Editorial Planeta (Alumbra la Luna y Asuntos de Venus) y los podcasts, que acompañaron a innumerables oyentes en pandemia, “Bruji Pop” y “Lucía y sus Gemelas”.

Magia ¿versus? ciencia

Al fin y al cabo, la motivación detrás de estudiar ciencias sociales o astrología puede no ser tan distinta: las preguntas por el ser, el inconformismo, una necesidad de comprender por qué hacemos lo que hacemos y porqué pasa lo que pasa. ¿Pero cómo coexisten estas miradas?  

La pretensión de que ambas se excluyen mutuamente parte del asumir que la astrología se pretende ciencia o de querer encajar su lenguaje dentro del método científico. Y no es así.  “En astrología estamos pivoteando entre identificar lo común, definir estereotipos y, además, lo absolutamente disruptivo. Por eso la astrología no es ciencia”, asegura Gaitán. 

“Pero es interesante ver cómo la ven otras culturas. Por ejemplo, en India es ciencia. Y para muchas culturas ancestrales también, estaba muy ligada a la astronomía. Pero dentro de nuestro marco actual no podemos definirla así. Me parece que es correcto, según el tipo de respuestas que puede darnos, pensarla como un lenguaje simbólico o como un arte interpretativo”.

La astróloga no cree necesario aclarar que abraza el discurso científico. Hoy en día, “esoterismo versus ciencia” le parece una grieta innecesaria “entre tantas otras que tenemos”. Y asegura: “Por ser astróloga no voy a dejar de estudiar la lucha de clases o de darme una vacuna”.

Contenido relacionado: La Luna y el Cannabis: Cómo Incide el Cielo en tu Planta de Marihuana

La astrología, cuenta, no puede ni debe darnos certezas sobre la vida, sobre nuestra personalidad o sobre lo que nos va a pasar. Pero, entonces: ¿qué puede tener de rico, de valioso o siquiera de válido, un conocimiento que no aporta certezas en un mundo que se cae a pedazos?

“Creo que, más que nada en este momento, la astrología nos recuerda que los seres humanos estamos conectados no solo a otros seres humanos sino a los animales, a las plantas, al cielo. Eso es un montón para nuestra cultura positivista y capitalista. Creo que ese es el mayor aporte de la astrología en este contexto: y si bien puede llevar a algunas personas a un lugar muy narciso, de yo y mi personalidad y mi carta natal, su potencia está en la de ocupar un lugar de muchísima humildad en este cosmos en el que vivimos. La conciencia de ser parte de un sistema”.

Pero también reconoce y lamenta que esta mirada que piensa a la astrología y a las ciencias sociales como universos excluyentes es compartida por muchxs colegas esotéricos. Es crítica de las tendencias “apolíticas” de gran parte de la comunidad astrológica.  

“Con las ciencias sociales en sí es una conexión que todavía no está muy investigada ni explorada y, de hecho, muchxs de mis grandes maestres son muy reacios a tener un posicionamiento político o definirse por una ideología. Por supuesto que eso de por sí es un posicionamiento político, pero hay una pretensión de neutralidad por parte de mucha gente que se dedica a la astrología”, dice. 

Contenido relacionado: “Decir que Son Todos Chorros Nace de un Lugar de Privilegio”: Martín Rechimuzzi sobre Drogas, Política y Goce

La astróloga cree que se está haciendo necesaria una profundización en la relación entre astrología y ciencias sociales. Y afirma que cada vez hay más politólogos, sociólogos, antropólogos y hasta economistas que estudian la astrología y que buscan ensamblar estos dos tipos de saberes. Cada evento, dice, puede ser analizado de múltiples maneras, de diferentes estructuras de conocimiento que funcionan en paralelo y no necesariamente se excluyen o se anulan entre sí. 

Hoy: urano en tauro

Según identifica, esta tendencia narcisista de considerar a la astrología como un lenguaje que le habla al individuo y sobre el individuo es algo del último siglo. “En la década del 70, la astrología se comenzó a nutrir mucho del psicoanálisis freudiano y de la idea de los Arquetipos de Jung”, dice. Ese fue el momento, según cree Gaitán, donde se popularizó una astrología de individuos y la figura del astrólogx como terapeuta. 

Pero a ella le interesa este conocimiento aplicado a lo colectivo: la astrología explica burdamente como para que cualquiera pueda entenderlo, marca porciones de tiempo, períodos, ciclos que atraviesa la humanidad entera.

Y habla de hoy: “Podemos decir, ‘urano en tauro’ o ‘la crisis ecológica y la potencia de los feminismos’, pero urano en tauro no causa la crisis ecológica ni tampoco es quién le da espacio a los feminismos. No hablamos de causa y consecuencia, ni hablamos de la fuerza de gravedad ni tampoco estamos hablando realmente del cielo, porque lo que hacemos es una representación del cielo. Estamos hablando de un tiempo: urano en tauro, que empezó en 2018”.

Y continúa:  “Entonces, en el tránsito de urano (la ciencia y también las revoluciones, las redes, lo colectivo) por tauro (la naturaleza, lo material, lo sensorial) va a ganar más fuerza la cuestión ambiental, el veganismo, el antiespecismo, la agroecología. Luchas de la naturaleza y el cuerpo: ‘mi cuerpo mi decisión’, la lucha por el aborto legal, o por los derechos de las trabajadoras sexuales. La digitalización del dinero. La virtualidad del trabajo”, enumera. “Urano en tauro es como una luz sobre un escenario”, ejemplifica. 

Astrología, ciencias y patriarcado

¿Por qué cree que la astrología prendió tanto, en un mundo tan reticente a lo esotérico?

La especialista cree que, dentro del mundo del esoterismo, la astrología es el lenguaje más popular o más aceptado por el tipo de organización de sus elementos. Se parece, al menos en su forma, a la ciencia: presenta un mapa, cálculos, efemérides, tránsitos. 

“Es el lenguaje que más se parece a lo que nosotros conocemos como occidentales positivistas. Hay algo en sus narrativas que nos resulta familiar dentro de nuestra cosmovisión”, explica. 

Tal vez, eso es lo que la diferencia de cuestiones como los registros akáshicos o la videncia: tiene, al menos en apariencia, una cualidad “tangible”. Pero para aquellxs que conectan puede ser una puerta de entrada para establecer otro tipo de conexiones con lo intangible, como pueden ser las canalizaciones.

Ésta condición inherente al lenguaje astrológico mismo le dio históricamente a la disciplina, cuenta Gaitán, un lugar dentro de los estudios de la “magia” muy privilegiado y, si se quiere, conservador, poco subersivo. Muy distinto a donde se la inscribe hoy en día. 

Y si hoy se relaciona a la astrología como algo “femenino” (como si fuera posible categorizar tal cosa), Gaitán destaca que no siempre fue así. “Históricamente, fue una disciplina de hombres. Primero porque aquellos que sabían astrología eran los que sabían leer y escribir y tenían que hacer cálculos complejos, un conocimiento que las mujeres no teníamos habilitado”, explica.

Contenido relacionado: Aquelarre Cannábico: Cómo Fue la Edición Streaming de la Experiencia de Cata Feminista

Las “brujas” del pasado no tenían casi relación con la astrología: tenían más que ver con el tarot, la lectura de manos, los hechizos con plantas, el culto a la naturaleza, las experiencias sexuales más orgiásticas. Lo explica: “La astrología era cosa de varones privilegiados, que en esas sociedades patriarcales estaban tomando decisiones al lado de los líderes”. 

Lu Gaitán asegura que, si bien nunca hubieron tantas astrólogas mujeres como ahora, el patriarcado de la astrología sigue operando. Y ejemplifica: muchas astrólogas se dedican a investigar la parte emocional, mientras que los varones se suelen dedicar a cuestiones más técnicas o saberes de astrología mundana, como se llama a la astrología de procesos colectivos. En las escuelas de astrología, también identifica, se da mucho el caso de profesores hombres frente a un curso con gran mayoría de femenidades. “Y muchas mujeres en el marco de la consulta pero los congresos llenos de hombres”, ríe.

También, destaca, el sezgo patriarcal y heteronormativo de muchas interpretaciones, muchas veces atadas también a los mismos sezgos dentro del psicoanálisis. “Sí, hablaban de una época, es rico pero esa época ya no es la nuestra, y esas interpretaciones patriarcales como por ejemplo ‘Saturno es el padre’ son sólo una de las tantas interpretaciones posibles”, dice.

Brujxs

La figura de las brujas fue muy recuperada los últimos años por ciertos sectores del feminismo. Como símbolo de la opresión y la violencia patriarcal sobre las mujeres, como reivindicación de aquellas que murieron en vano y como una manera de hacerse cargo, pero también asumiéndose como portadoras de una fuerza, un saber ancestral, “inherentemente femenino”. Una condición de mágicas, de conectadas con lo sutil, para la que pareciera ser una condición necesaria y suficiente portar útero.

No es difícil entender por qué esta recuperación, al menos en ese sentido, es polémica y  muy cuestionada por los sectores más científicos del feminismo que, a su vez, rechazan nociones biologicistas. Desde discursos como este, es muy fácil caer en argumentos transfóbicos.

La astróloga señala que en Europa, previas a las culturas patriarcales, eran las culturas matrifocales. Culturas que solían adorar a diosas mujeres -entre ellas a la “gran madre”, que otorgaba y nutría con su cuerpo- donde las mujeres tenían un lugar relevante en lo público y podían vivir su deseo. “Eso luego fue barrido y dio paso a las mitologías patriarcales como son la griega y la romana -las dos muy vinculadas a la astrología que conocemos-, para luego dar paso al catolicismo y, ahí, las figuras mujeres comenzaron a ocupar lugares subalternos o directamente de sometimiento”. En estas mitologías, dice, las diosas mujeres están sometidas, están sufriendo o están excluidas, como por ejemplo Artemisa o Diana, la diosa de la caza, que es poderosa y libre pero vive en el bosque.

Por eso, Gaitán cree que es posible hacer una reivindicación de la bruja sin reducirla a cuestiones anatómicas o biologicistas. “La caza de brujas, así como la persecución a todos los cultos paganos, comenzó con el inicio del capitalismo. Las mujeres fueron las principales perseguidas, pero también se persiguió a lo que hoy llamaríamos maricas, a travestis. Y, para mí, eso es muy interesante de observar. El feminismo tiene que ir sí o sí junto al colectivo LGBTTQ+, son luchas necesariamente entramadas”, describe.

Contenido relacionado: 6 Documentales para Entender el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ

Gaitán se dedicó en profundidad a estudiar el ciclo menstrual y su conexión con el ciclo de la luna. Pero sabe que un útero no te hace mujer, ni te hace esotéricx.

“Sí creo que hay algo de lo uterino y del ciclo menstrual que nos conecta a la naturaleza y con el cielo, simplifica esa conexión. Un lado brujx muy desarrollado, o muy potencialmente desarrollado, si se quiere. Pero, en esta cultura y en el año 2021, eso no es lineal. Te vas a encontrar con varones con un lado esotérico muy desarrollado y mujeres puramente racionalistas y cientificistas”, comenta. “Entre mujeres y disidencias sexuales y esoterismo hay una conexión y no la hay”, ríe. “La hubo, desde ya, cuando nos perseguían. Pero es mucho más complejo”.

Y se lamenta: “En el esoterismo hay muchx terf (sigla para ‘feminista radical trans excluyente’) que tal vez no se dice terf abiertamente, pero que tiene y sostiene ese discurso. Cuando entrás en el terreno de hablar de menstruación, ahí saltan todas las terf esotéricas que están al acecho”.

Pero entiende que tanto las ciencias como la política y los terrenos más “duros” fueron históricamente negados a las mujeres y que, ahora, la lucha pasa por la recuperación de esos espacios. “Muchas mujeres feministas sienten que el esoterismo las coloca en el lugar del misticismo, y no es así”. Y hace énfasis en un detalle interesante: las tan famosas “brujas” eran protocientíficas. Usaban plantas medicinales, hacían abortos y eran parteras.

Plantas para el cuerpo y el espíritu

Las plantas medicinales son fundamentales en su vida y otro campo de estudio al que se dedica.  Entre ellas, por supuesto, incluye al cannabis, pero también a muchas otras, no psicoactivas y de uso extendido: manzanilla, melisa, marcela, diente de león, carqueja y un infinito etcétera. Sobre éstas aprendió junto a Susana Lucyk y Flor Fasanella. 

Las plantas, dice, la ayudan a relajarse, a centrarse, a desintoxicarse: limpian el cuerpo y, también, la intuición, la que ella llama “percepción sutil”.

Contenido relacionado: El Misterioso Mundo de la Medicina Vegetal Africana

“Así que sí a todo lo que sea con plantas, en todo sentido. Comer plantas, fumar plantas, tomar plantas, estar entre las plantas, tener una huerta, tener plantitas… todo lo que sea con plantas va a estar bien”, celebra.

Su gusto por el cannabis viene de mucho antes que su interés por la astrología, el esoterismo y las sabidurías ancestrales, pero en esa etapa de su vida logró conectar de una manera mucho más profunda y trascendente con la planta.

Le reconozco al cannabis que me habilita entrar en mis emociones, algo que no me resulta fácil a priori. Suelo ser más mental, más dura”, explica la astróloga. “Me ha abierto las puertas de la percepción. Medio (Aldous) Huxley como lo digo, pero así lo siento”, asegura. También, en su vida cotidiana, Gaitán es adepta a las microdosis de hongos y las usa cuando se siente muy cansada, estresada o le cuesta enfocarse.

También ha estado en contacto y se ha dedicado a estudiar y a explorar con otras plantas de poderes psicoactivos: la ayahuasca, los hongos, la huachuma y los diversos cactus americanos. 

Contenido relacionado: ¿Qué Es el Peyote? Todo sobre el Cactus de la Mescalina

Creo que son experiencias muy necesarias para sentir la conexión de todo lo que nos rodea, más allá de la mente. Eso de ‘todos somos uno’ lo percibí gracias a esas plantas. Y cuando me puse a indagar un poco más me di cuenta de que esas percepciones estaban en mí cuando era más chica, sólo que habían quedado tapadas. Porque nuestra cultura y nuestra educación no van en esa línea”, reflexiona.

Pero de todas maneras, asegura:  “No podemos hacer recetas universales y decir que todo el mundo debería tomar ayahuasca. Pero sí creo que hay mucho miedo en relación a las plantas y eso tiene que ver con la prohibición. ¿Cuáles son las plantas o las drogas que están permitidas? ¿Cuáles quedan por fuera de la norma en esta sociedad? Y si vamos a pensar en ‘norma’ y en ‘esta sociedad’, no podemos dejar de pensar en los sectores dominantes. Y ahí los laboratorios ocupan un lugar importante”.  

Estas plantas, considera, abren la conexión con lo trascendente. Y eso es peligroso para el statu quo. “Si nos sentimos conectadxs a un todo y sentimos que todo está vivo, hay un montón de violencias que están naturalizadas que ya no vamos a poder dejarlas pasar”.

Y va más allá:  “Estas son cuestiones que nos recuerdan que no somos máquinas y eso, para nuestro sistema, es terriblemente disidente. A veces tenemos ganas de descansar y no de producir. A veces nos preguntamos por qué y para qué hacemos lo que hacemos. Y vivimos en una sociedad mega bombardeada de deseos prefabricados e ideas de éxito”.

¿Cree que hay algo en el momento astrológico que estamos atravesando que favorezca estas discusiones sobre la legalización del cannabis y la importancia terapéutica de los psicodélicos? “Sí, tauro es la naturaleza y urano es, entre otras cosas, el saber científico. También estamos atravesando un tránsito muy largo de neptuno en piscis que nos trae la reconexión con saberes ancestrales y con el ‘lado mágico’. Estas plantas están ahí, mediando entre lo científico y lo más sutil. Me parece muy necesario”, explica. Y recalca en una obviedad: “Además, ¡los laboratorios usan plantas! Las plantas tienen principios activos. No es que es un delirio que nace de la percepción subjetiva”. 

La astróloga recalca la relación de estas plantas enteógenas con la mitología: son plantas dionisíacas. “Y Dioniso es el que perdió la batalla cultural”, ríe. Dionisio, dice, tiene un lugar marginal en nuestra sociedad, un lugar externo, de otredad. Y enumera lo dionisíaco: las experiencias sexuales múltiples u orgiásticas, las fiestas electrónicas.

Por eso, reivindica -con responsabilidad y cuidado- esas sustancias que abren al amor, la empatía y la sensibilidad. “Yo creo que son la versión sintética de estas plantas que mencionábamos. Pero es algo que nuestro contexto cultural le pone un borde y un marco. Algo que vivís una noche del fin de semana cada tanto, después tenés que volver a tu vida normal”, explica.

Ha probado LSD, éxtasis y MD. Le parecen súper interesantes y valiosas, pero identifica dos problemas: el bajón posterior y la imposibilidad de saber de dónde salen, cómo y con qué se producen. 

“Las plantas, por el contrario, no tienen todos esos efectos adversos. Pero igual cuando abrís mucho esos canales de emocionalidad, aunque sea a través de plantas, después la realidad muchas veces duele. Porque, ¿qué hago con todo esto de lo que me di cuenta?”.

Creer sin reventar

El feminismo vive una constante puja por correr a la religión y la iglesia de la discusión pública. En este contexto, esa simplificación que equipara esoterismo con religión parece apuntar directamente a discursos como el de Gaitán. Pero, ¿es lo mismo ser esotéricx que ser religioso?

La religión tiene inherentemente un componente esotérico: pero el esoterismo no es religión necesariamente. De hecho, puede ser lo contrario.

El camino esotérico puede ser una alternativa para aquellas personas con inquietudes espirituales y preguntas por lo intangible que no se sienten interpeladas por el sistema religioso. Lu Gaitán no se considera una persona religiosa para nada. Identifica a las religiones como instituciones, que marcan un ‘deber ser’, una normativa y una configuración de bien y mal, además de que tienen necesariamente figuras de autoridad. “En cambio, si tomás el esoterismo podés creer en Ganesha, en la Virgen María y en Iemanja. Si sos católico no, es excluyente”, explica. 

Contenido relacionado: Análisis de la Iglesia Evangélica en Argentina: Lo que Aprendí Siendo Evangélico por Tres Años

“En la religión, para que haya contacto con lo divino, no basta con la interpretación del ser humano promedio. Tiene que haber una institución, un varón y un deber ser”, define. Para las culturas ancestrales, cuenta, Dios no estaba en las instituciones sino en la naturaleza. “Más Spinoza, pero Spinoza también perdió la batalla: la ganó Descartes”, reflexiona, cruzando nuevamente con otra de las disciplinas que estudia, la filosofía.

Y menciona el ejemplo de Juana de Arco, símbolo y gran referente, prendida fuego condenada bajo varias acusaciones: “Le decían que estaba loca porque hablaba con Dios y ahí volvemos sobre el monopolio de la palabra: solo la iglesia, y los hombres de la iglesia, podían hablar con Dios. También, según nuestras categorías de hoy, podríamos decir que Juana de Arco era no binarie, porque no se vestía ni lucía como se supone que tenían que hacerlo las mujeres. Y, además, la encontraron durmiendo con una mujer. En su figura se cruzan todos los temas”.

Foto por Maruja Caceres, editada en Canva

The post Esoterismo, Ciencias Sociales y Plantas Mágicas con Lu Gaitán appeared first on High Times.